Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco de España abre otro proceso para decidir sobre el futuro de Sáenz

El supervisor archiva el expediente actual e inicia uno nuevo tras el cambio normativo

El Banco de España ha decidido este martes archivar el expediente abierto sobre la evaluación de la adecuación y criterios de idoneidad y honorabilidad del consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, y ha anunciado que abrirá uno nuevo tras el cambio normativo aprobado la semana pasada por el Gobierno. El Ejecutivo dio luz verde el viernes a la incorporación al régimen jurídico español de la recomendación de la Autoridad Bancaria Europea sobre la situación de los banqueros con antecedentes penales, lo que despejó el camino para que el banquero siga siendo el número dos del Banco Santander.

El supervisor informa en un comunicado que "la Comisión Ejecutiva ha considerado el informe de los servicios jurídicos sobre los efectos de la entrada en vigor del Real Decreto en relación con el procedimiento administrativo iniciado el 28 de febrero, tras tener conocimiento de que el Tribunal Supremo había declarado la nulidad" de parte del indulto concedido por el anterior Gobierno a Alfredo Sáenz. En concreto, añade el Banco de España, "en el inciso que dejaba sin efecto las consecuencias jurídico-administrativas derivadas de su condena para el ejercicio de la profesión bancaria".

Según el dictamen de los servicios jurídicos, continúa el texto, las modificaciones en el régimen de valoración de la idoneidad de los miembros del consejo de administración y cargos directivos "obligan al Banco de España al archivo del procedimiento iniciado el pasado 28 de febrero y a la apertura de un nuevo procedimiento sobre el mismo asunto". Así, se abre ahora un nuevo plazo de 15 días para las alegaciones de Sáenz. Con esta nueva situación, la solución final para Sáenz se pospondrá hasta mediados de mayo. El supervisor podrá asesorarse con una comisión de expertos creada al efecto.

El análisis del caso, destaca el comunicado, se realizará "de acuerdo con la nueva redacción" del decreto. En este punto, la norma modifica la definición de honorabilidad. Según la redacción prevista, “concurre honorabilidad comercial y profesional en quienes hayan venido mostrando una conducta personal, comercial y profesional que no arroje dudas sobre su capacidad para desempeñar una diligente y prudente gestión de la entidad”, señalaba el proyecto. Según ha añadido Economía, ahora se valorará también “la formación de carácter teórico, en particular en banca y servicios financieros”. La honorabilidad se demuestra con “una conducta personal, comercial y profesional que no arroje dudas sobre su capacidad para desempeñar una diligente y prudente gestión de la entidad”, dice ahora el texto.

Para realizar la nueva valoración, se tendrá en cuenta: “La trayectoria del consejero, directivo o empleado en su relación con las autoridades de regulación y supervisión; las razones por las que pudiera haber sido despedido o cesado; su historial de solvencia y cumplimiento de sus obligaciones o los resultados obtenidos en el desempeño de sus responsabilidades”.

Además, también se valorará si la condena es por de delitos dolosos “o si los hechos que motivaron la condena o sanción se realizaron en provecho propio o en perjuicio de los intereses de terceros cuya administración o gestión de negocios le hubiese sido confiada”. También influirá el tiempo transcurrido desde el delito, la “conducta posterior” y la reiteración de condenas, factores que ayudan a la exculpación de Sáenz.

El presidente del Santander, Emilio Botín, también dio por hecho durante la reciente junta de accionistas de la entidad que su consejero delegado seguirá en el cargo.

Más información