El presidente de Pescanova, sospechoso de vender títulos antes de su crisis

Fernández Sousa pudo deshacerse del 4% de su participación sin avisar a la CNMV Un consejero amenaza con acciones legales a la empresa si no le facilita datos

Sede central de la industria de Pescanova
Sede central de la industria de PescanovaEFE

La actividad bursátil del presidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa, está en el punto de mira. Oficialmente su participación es, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, del 14,42%, comunicada en septiembre pasado. Sin embargo, fuentes cercanas a la empresa aseguran que en realidad es más reducida, ya que ha ido deshaciéndose de acciones sin comunicarlo al regulador bursátil. Su porcentaje real sería en realidad, según las mismas fuentes, del 10,3%.

La CNMV, comunicó el 11 de marzo que había abierto a Pescanova una investigación “para determinar la existencia de posibles indicios de comportamientos de abuso de mercado por parte de la compañía, de sus administradores o de terceras personas”. La Ley del Mercado de Valores recoge, dentro del llamado comportamiento de “abuso de mercado” la información privilegiada, la manipulación de precios o ambas cosas. El organismo no quiso ayer confirmar si la investigación gira en torno al presidente Fernández Sousa, ya que señaló que este tipo de pesquisas son confidenciales.

Los consejeros de una compañía tienen que comunicar cualquier cambio en sus carteras. Cuando compran o venden participaciones, tienen cuatro días hábiles para informar a la CNMV. El último que declaró cambios en su posición en Pescanova fue Alfonso Paz Andrade, consejero, que comunicó el pasado 18 de febrero que había reducido su participación en la firma hasta el 3,56%.

Por otra parte, Yago Méndez, consejero de la Pescanova desde 2006 y actualmente sin acciones en la compañía, envió ayer una carta al consejo de la compañía en la que exige tener acceso a los datos y la documentación de la empresa, para poder valorar las cuentas de 2012 y participar en cualquier otro consejo al que sea convocado. De lo contrario, señala, se reserva “acciones legales” contra Pescanova.

La compañía, que anunció que iba a solicitar el concurso de acreedores en unos días, tiene hasta el lunes para ofrecer información a la CNMV sobre su contabilidad, después de que confesara que no iba a presentar su balance de 2012 y que había ocultado deuda a través de una doble contabilidad. Tras varios ultimátum para aclarar su situación, el lunes tiene que rendir cuentas, pero no ha convocado ningún consejo de administración.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50