Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANÁLISIS

¿Vale Bankia más que Apple?

¿Es Bankia una de las empresas que más vale del mundo? Evidentemente, no. Pero eso es lo que dice su disparatada cotización en Bolsa. A un precio de 25 céntimos por acción como al que cerró ayer (que serían 25 euros tras la agrupación de cada 100 acciones en una), el número total de acciones del banco que resultará de la conversión de las preferentes y obligaciones (unos 11.400 millones de títulos) supondría una valoración del banco de 285.000 millones de euros. Con ello, Bankia se situaría a la altura de Apple, Exxon y Google, las empresas más valiosas del mundo. Valdría el triple que la suma de Santande y BBVA o casi tanto como todas las empresas del Ibex 35 juntas. No tiene ningún sentido, pero es así, de modo que la cotización está condenada a hundirse.

Que la conversión de las preferentes públicas y privadas se iba a realizar a un precio de referencia de aproximadamente 0,01 euros por título se esperaba. Al final se hará en torno al equivalente a unos 0,0136 euros por acción actual (1,36 euros por cada 100 títulos actuales). Que eso iba a diluir la participación de los actuales minoritarios casi hasta la nada, también se sabía. Y, sin embargo, la cotización de Bankia (como antes la del Banco de Valencia, en un caso similar) se resiste a caer en una prueba evidente de que la hipótesis de la eficiencia de los mercados tiene más agujeros que Bob Esponja.

Cuando los inversores reciban acciones en canje, intentarán recuperar el dinero. Al vender en bloque tumbarán la cotización

Es posible que los pequeños inversores que compraron en la salida a Bolsa el mínimo de 2.500 euros en acciones de Bankia y que han visto cómo les quedan solo 167 euros se hayan apuntado al refranero y se resistan a vender. De perdidos, al río. Su inversión va camino de desaparecer, pero entre perder algo más de 2.300 euros y perder los 2.500 tampoco hay tanta diferencia. Lo más sorprendente es que todos los días sigue habiendo un apreciable volumen de negocio por inversores que ¡compran! ahora mismo acciones de Bankia. Estos son los que se arriesgan a perder más del 95% de su inversión en solo unas semanas. Aunque no lo crean, aunque 0,25 euros por acción ahora parezca poco, están pagando Bankia a precio de Apple.

El fin de esta historia está escrito. Cuando los inversores en preferentes reciban acciones en canje, intentarán recuperar el dinero que tanto tiempo llevan teniendo atrapado. Al vender en bloque tumbarán la cotización, si es que no se hunde antes, especialmente tras el contrasplit. Aunque siga habiendo algunos compradores despistados, no podrán contener la marea vendedora. La acción se hundirá. Ha ocurrido con el Banco de Valencia. Volverá a ocurrir con Bankia.