Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los mercados digieren las dudas del rescate

La deuda y las Bolsas sufren leves pérdidas por la quita a los ahorradores

La prima de riesgo de España modera su subida hasta los 356 puntos básicos, nueve más

Las Bolsas europeas también frenan las caídas y el Ibex cierra con un descenso del 1,3%

El rescate de Chipre, en concreto la inclusión por primera vez de una quita a los ahorradores, amenazaba con provocar este lunes un formidable chaparrón en los mercados. Sin embargo, la tormenta al final se ha quedado en una fina lluvia y aunque las ventas fueron la tónica general en la primera sesión tras el acuerdo del Eurogrupo para salir en ayuda del pequeño país mediterráneo, las pérdidas fueron muy moderadas.

Así, la prima de riesgo española, que equivale al sobreprecio exigido a la deuda del país frente a la alemana, de referencia por su estabilidad, avanzó en nueve puntos básicos, hasta los 355 (3,55 puntos porcentuales). La de Italia, que con España y el resto de rescatados comparte el grupo de cola del euro, subió en la misma proporción, a 322. Con ello, moderaron buena parte del castigo de primera hora, cuando los diferenciales llegaron a escalar un cuarto de punto porcentual.

En las Bolsas, la evolución de los parqués fue similar a la de la deuda y el día acabó bastante mejor de lo que empezó. Entre los principales índices, el español Ibex 35 fue el peor parado con un descenso del 1,3% por el correctivo que sufrió todo el sector financiero, que tiene más peso en el parqué madrileño que en el resto. Fráncfort y París se dejaron menos de medio punto, Milán, un 0,80%, y Wall Street logró dejar atrás las pérdidas al cerrar Europa. En las divisas el euro perdió posiciones frente al dólar y su cambio bajó a 1,298 unidades del billete verde.

Sin embargo, pese a que la jornada no fue tan mala como se esperaba, los expertos recomiendan cautela. “Si la quita a los ahorradores ya supone incertidumbre, el fin de la seguridad de los depósitos de menos de 100.000 euros añade aún más dudas”, resumió José Luis Martínez Campuzano, analista de Citigroup. En su opinión, lo ocurrido con este pequeño país “ha roto la luna de miel” de los inversores y ha devuelto a los mercados a la realidad de una crisis inconclusa. No obstante, descartó nuevos episodios de pánico, ya que el BCE y su plan de ayuda siguen estando ahí. “No es un problema de contagio, es un problema de contaminación, de incertidumbre”, resumió.

Chipre pasa de largo por EE UU

Wall Street, por su parte, ha arrancado la semana con una crisis que no esperaba, aunque la ha superado sin mayores problemas. Aunque el Dow Jones, que ya puso fin el viernes a su racha de récords consecutivos de las 10 jornadas previas, se ha dejado un 0,60% en la apertura ha logrado situarse en tablas a media sesión. El S&P 500, que la semana pasada se quedó a menos de dos puntos del récord con el que cerró en octubre de 2007, se ha dejado un 0,88%. El Nasdaq también ha puesto fin a las caídas a la misma hora. Junto al temor a que el impuesto a los depósitos se extienda a otros países en apuros del euro, también preocupaba a los inversores de Nueva York la posición de Rusia sobre el rescate.

En Estados Unidos, además, una vez más el reavivamiento de la crisis europea amenaza con trastocar los planes de la Reserva Federal, tal y como ya sucedió en las primaveras de 2010, 2011 y 2012. El banco central estadounidense se reúne el martes y el miércoles para discutir su estrategia de estímulos al crecimiento y la creación de empleo. Ben Bernanke, su presidente, ya dijo días atrás que su intención es mantener el ritmo de imprimir dinero, a 85.000 millones de dólares para comprar deuda pública e hipotecaria. Además, el nuevo episodio coincide con el impasse fiscal en Washington para reducir el déficit. Aún así, Chipre se ve como un país muy pequeño como para disparar el riesgo de contagio dentro de la Unión Europea y hacia EE UU.

El secretario del Tesoro de EE UU, Jack Lew, ha hablado con sus homólogos en Europa tras el rescate de Chipre. "Es importante que Chipre y sus socios de la zona euro trabajen para resolver la situación de una manera responsable y justa que asegure la estabilidad", ha señalado en un comunicado.

Más información