Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La deuda se come 16.800 millones

Los gastos financieros se disparan a pesar de la ligera bajada del endeudamiento

El estallido de la crisis cogió a las compañías españolas enormemente apalancadas. Muchos grupos han tenido que vender algunas de las joyas de la corona desde 2007 para reducir su deuda, presionados por acreedores, agencias de calificación e inversores. Esta semana, por ejemplo, Repsol vendía su negocio de gas natural licuado. Este rosario de desinversiones ha aliviado algo el peso de los compromisos a costa de sacrificar la generación de caja que proporcionaban los activos enajenados. Sin embargo, el ratio de apalancamiento sigue siendo, en general, bastante alto y la prueba más clara de ello está en que las empresas siguen destinando una parte considerable de sus recursos a pagar los gastos financieros.

Las empresas industriales (sin contar bancos) del Ibex 35 cerraron el ejercicio 2012 con una deuda financiera neta conjunta de 201.021 millones de euros. Esta cantidad supone una caída del 6,1% respecto al nivel de 2011. El apalancamiento actual equivale al 60% de la capitalización del índice selectivo (entidades financieras incluidas). Las empresas que más rebajaron su deuda en 2012 fueron ACS (-53%), Acerinox (-34%), Endesa (-20%) y Amadeus (-20%). En cambio, las que más elevaron sus compromisos fueron Abengoa (51%), Indra (23%) y Acciona (7%). Dentro del Ibex, los únicos que tienen una posición neta de tesorería (lo opuesto a la deuda) son Inditex, Mediaset, Técnicas Reunidas y BME.

Un volumen de deuda todavía tan elevado, junto con un entorno de tipos de interés elevados para los grupos españoles por el riesgo país, se han traducido en un incremento del 9,23% de los gastos financieros en 2012 hasta 16.837 millones. Telefónica, que es la compañía más endeudada en términos absolutos (51.259 millones) es también la empresa del Ibex con los gastos financieros más elevados. El pasado año la operadora pagó 4.002 millones por este concepto. A Telefónica le siguen Iberdrola, con unos gastos financieros de 2.055 millones, y ACS (1.289 millones).