Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento impulsa la mediación en Iberia para poner fin a las huelgas

La dirección de la aerolínea y los sindicatos aceptan la ayuda del catedrático Gregorio Tudela

Los representantes de los trabajadores mantienen el calendario de paros

Cuando están a punto de cumplirse los primeros cinco días de huelga en Iberia, la dirección de la aerolínea y los sindicatos aceptaron este jueves la mediación del experto Gregorio Tudela, catedrático de Derecho del Trabajo, para intentar desbloquear el conflicto originado por los planes de la compañía de despedir al 19% de la plantilla. La propuesta parte del Ministerio de Fomento, cada vez más preocupado por el impacto negativo de las protestas en el sector aéreo y el turismo, sobre todo si finalmente los paros se extienden hasta Semana Santa.

Se trata de una mediación voluntaria —no de un arbitraje, de obligado cumplimiento para las partes— y no conlleva la cancelación del calendario de huelgas. “Esperamos que, de este modo, se den los pasos en la buena dirección y se pueda llegar a un acuerdo entre las partes; solo en el acuerdo y en el que todos hagan sacrificios seremos capaces de que Iberia vaya adelante, que tenga futuro”, indicó la ministra Ana Pastor en los pasillos del Congreso de los Diputados.

“Se trata de un nombre consensuado y lo aceptan las dos partes”, añadió en referencia a Gregorio Tudela Cambronero, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid. La ministra de Fomento espera que la mediación se inicie “de forma inmediata”.

La designación del catedrático ha sido respaldada por los principales sindicatos, incluido el que representa a los pilotos, el Sepla, que decidió en su día no unirse a la huelga de esta semana y secundar las protestas solo a partir de marzo. Aparte de las cinco jornadas de paros que terminan mañana, hay 10 días previstos entre el 4 y el 8 de marzo y el 18 y 22 de marzo. Además, el secretario general del sector aéreo de UGT, Francisco Rodríguez, ha planteado la posibilidad de prolongar los paros a Semana Santa si no hay acuerdo.

Durante la primera semana de protesta se han cancelado más de 1.200 vuelos

Las negociaciones entre la dirección de Iberia y los representantes de la plantilla se encuentran estancadas desde hace semanas. La aerolínea presentó el pasado 12 de febrero un expediente de regulación de empleo que afecta a 3.800 empleados, el 19% de la plantilla, y que incluye recortes salariales. Además, la compañía prevé recortar las rutas un 15% este año para hacer frente a la crisis que atraviesa. Entre enero y septiembre del año pasado perdió 262 millones por el aumento de la competencia de las aerolíneas de bajo coste, la caída del tráfico por la crisis y el alza de los precios de los combustibles.

Los sindicatos reconocen las dificultades económicas que enfrenta la compañía, pero creen que el grupo IAG, holding que integra a Iberia y British Airways desde su fusión, está planteando en realidad el desmantelamiento de la aerolínea española para favorecer a la británica. En la primera reunión desde el inicio de la huelga, mantenida esta semana y que apenas duró 15 minutos, no se produjo ningún avance.

La última vez que el Gobierno intervino para zanjar de forma tajante un conflicto laboral en Iberia fue en abril de 2012, cuando impuso un arbitraje obligatorio tras 18 jornadas de huelga de los pilotos. Esta actuación está permitida por el ordenamiento jurídico español cuando se considera que una huelga está costando ingresos importantes para la economía y enormes perjuicios a los usuarios.

De momento, la ministra Pastor no quiere llegar tan lejos y prefiere que las partes intenten ponerse de acuerdo de forma voluntaria.

Con excepción de los enfrentamientos entre policía y empleados de Iberia que se registraron el lunes pasado en el aeropuerto de Barajas, los cuatro primeros días de huelga han transcurrido con relativa normalidad para los pasajeros, que en su mayoría han sido recolocados en otros vuelos, aunque también han tenido que sufrir retrasos. Este jueves se han cancelado 258 vuelos, de ellos 87 de Iberia. El resto son de Air Nostrum, Iberia Express y Vueling, que dependen de los servicios de asistencia en tierra (handling) de Iberia para operar sus vuelos en España.

Mientras, el Sepla indicó que estaría dispuesto a no sumarse a la huelga finalmente a cambio de que Iberia readmita a los más de 10 pilotos despedidos en 2012, informa Europa Press. La aerolínea propone en su ERE el despido de 320 pilotos.

El Gobierno de Madrid denuncia un impacto de 20 millones

El portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria, ha cifrado hoy entre 8,1 y 20 millones de euros el impacto que la huelga de Iberia podría tener en la economía regional, un cálculo, ha dicho, que dependerá del seguimiento que tenga. Victoria ha mostrado su "inquietud" y "preocupación" por las pérdidas económicas que estas protestas pueden generar a la economía madrileña. "Pueden superar los 20 millones de euros", ha apuntado el también consejero de Presidencia y Justicia, que ha recordado que el aeropuerto de Barajas aportó en 2011 el 9,3% del PIB de Madrid, es decir 128.000 millones de euros.