Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ROBERTO KOBEH / Presidente de OACI

“Los Gobiernos deben estar más atentos a las aerolíneas”

Roberto Kobeh González (Huixtla, 1943) es desde 2006 presidente del consejo de la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI), organismo de Naciones Unidas que se encarga de regular el transporte y la navegación aérea internacionales. Este ingeniero mexicano lleva más de 45 años dedicados a la seguridad del transporte aéreo.

Pregunta. La participación de empresas extranjeras en líneas aéreas nacionales ha llevado a quejas de que se están desnacionalizando las aerolíneas. ¿Sigue existiendo una mentalidad de línea de bandera?

Respuesta. La progresiva desaparición de las aerolíneas de bandera ha beneficiado a los pasajeros por medio del aumento de la competencia. Por otra parte, considero muy importante que los países, especialmente los que, como España, tienen una economía dependiente del turismo, tengan líneas aéreas nacionales. Creo que son los principales promotores del desarrollo turístico, especialmente de nuevos destinos, al ir a aeropuertos a los que las compañías extranjeras no van.

P. ¿Qué puede hacerse para incrementar la protección a los consumidores?

R. Creo que los Gobiernos deben estar más atentos a lo que pasa en las líneas aéreas. De alguna forma, han de intervenir un poco más en vigilar como se está comportando la economía de las compañías aéreas, y desde luego y sobre todo, la seguridad.

P. El pasado verano, hubo un conflicto entre España y la UE sobre la gestión de la seguridad aérea. La ministra Ana Pastor pidió recuperar ciertas competencias de seguridad aérea y Bruselas dijo que no. ¿Qué opinión tiene la OACI?

"Es importante que países como España tengan aerolíneas nacionales"

R. No conozco con precisión el caso de España y de la Unión Europea por lo que no puedo profundizar, pero ante los consumidores, y especialmente en temas de seguridad aérea, los Estados son al final los responsables.

P. La OACI ha mostrado su preocupación por las cargas fiscales a la aviación civil.

R. Últimamente han proliferado muchos cargos extras, sobre todo los costes de la seguridad reforzada. El transporte aéreo es muy sensible a los gastos extras. Algunos operadores, por no repercutir las tasas en el precio de los billetes, están sufriendo reducciones de beneficios e incluso pérdidas. Ahora bien, en la OACI promovemos que los aeropuertos y servicios de navegación aérea deben ser económicamente sostenibles: deben recuperar costes y poder invertir en nuevos equipamientos. Nadie quiere pagar ineficiencias.