Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo plan PIVE amplía a 3.000 euros las ayudas a las familias numerosas

La venta de coches a particulares repuntó un 7% en enero por la subvención

El Dacia Sandero, el 'low cost' de Renault, se convierte en el más vendido

Imagen de un concesionario de vehículos.
Imagen de un concesionario de vehículos. EFE

El plan PIVE 2 para la ayuda a la compra de automóviles guardaba una agradable sorpresa. El Gobierno ha decidido ampliar a 3.000 euros las subvenciones a las familias numerosas —con tres hijos o más— que compren un vehículo de más de cinco plazas, con un precio antes de IVA no superior a 30.000 euros.

Para el resto de usuarios, las ayudas seguirán en los 2.000 euros, aportados a partes iguales por el Gobierno y por las marcas. El plan estará vigente durante doce meses o hasta el agotamiento de los fondos.

Esta segunda fase está dotada con 150 millones de euros, y el Gobierno calcula que permitirá la sustitución de entre 145.000 y 150.000 turismos y vehículos comerciales ligeros por otros automóviles más eficientes y con menores consumos de carburante.

Otra novedad del plan es que se reduce de doce a diez años la antigüedad exigida al turismo que se retira de la circulación, y de diez a siete años para los vehículos comerciales.

A fecha 27 de enero, se habían contabilizado 79.253 reservas del plan PIVE inicial, de las que se habían validado 75.713, lo que supone que se ha ejecutado el presupuesto de 75 millones de euros en un 99,62%, en los cuatro meses transcurridos desde la entrada en vigor del programa.

Este primer plan ha conseguido quebrar la tendencia negativa del mercado en enero en el canal de particulares, principal destinatario de las ayudas, con un incremento en las ventas del 7% el pasado mes de enero, hasta las 28.099 unidades, según las cifras de la patronal de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam). Pese a ello, el mercado total registró un descenso del 9,6%, con un total de 49.671 unidades matriculadas. El canal de empresas retrocedió un 11,7% con un volumen de 16.763 unidades, mientras que el del alquiler protagonizó la mayor caída del mes, con 4.809 unidades y un 50,5% de descenso.

Para las patronales, el plan PIVE ha conseguido quebrar la tendencia negativa del mercado en enero, por primera vez desde hace más de 30 meses (a excepción de la subida artificial del pasado agosto debido al anticipo de compras por el efecto de la subida del IVA).

Fruto de los estragos que está haciendo la crisis en las costumbres del consumidor, el Dacia Sandero, el coche de la gama low cost de Renault, con un precio de 7.200 euros (al que hay que descontar las ayudas del PIVE) fue el más vendido en enero, desplazando al Qashqai de Nissan y el Renault Megane.