La FAA examina los sistemas del Dreamliner de Boeing

En el último mes el avión llamado a revolucionar la manera de volar ha registrado cuatro incidentes que cuestionan su fiabilidad

Un 787 Dreamliner de ANA, en el aeropuerto de Tokio.
Un 787 Dreamliner de ANA, en el aeropuerto de Tokio.SHOHEI MIYANO (REUTERS)

Mala semana para Boeing, y en particular para su 787 Dreamliner. Los incidentes técnicos protagonizados por su moderno avión, que entró en servicio hace un año con la intención de revolucionar la manera de volar, acaban de obligar a la agencia de la aviación en EE UU a iniciar una revisión profunda de los sistemas críticos de la aeronave, desde su diseño, fabricación hasta el ensamblaje.

La FAA —en sus siglas en inglés— dio su aprobado final a la producción del Dreamliner en agosto de 2011. Un mes después, se entregó el primer avión a la aerolínea ANA. Boeing señala que este tipo de problemas técnicos suelen ser habituales cuando las aerolíneas empiezan a operar los nuevos aviones. Pero en el último mes se registraron cuatro incidentes que preocupan.

Los dos últimos tuvieron lugar esta semana. El primero, por un incendio en la bodega de un Dreamliner operado por JAL. El segundo, un día después, por la pérdida de combustible en uno de los motores que obligó a abortar el despegue. En ninguno de los casos hubo heridos. Pero el secretario de Transporte, Ray LaHood, quiere garantizar con el examen que los aviones son seguros.

La cooperación de Boeing con los reguladores es muy estrecha en estos casos. El Dreamliner entró en servicio con tres años de retraso. La investigación de la FAA se centrará en principio en los sistemas electrónicos del avión, una de sus principales innovaciones junto a su estructura en materiales compuestos. Llevará varias semanas completar el examen. Los aviones seguirá volando.

Michael Huerta, responsable de la FAA, señaló en rueda de prensa que "el avión es seguro" y fue sometido a un amplio proceso de certificación antes de entrar en operación. Hay medio centenar de aviones volando. Huerta explicó que se quiere tener una imagen completa con esta evaluación, para no llegar a conclusiones sobre eventos concretos. En concreto, los expertos se centrarán en cómo los sistemas eléctricos interactúan los unos con los otros.

Ray LaHood insiste que se trata de evitar que los eventos de las últimas semanas "vuelvan a suceder". Ray Conner, responsable de aviación comercial de Boeing, negó que estos problemas se deban a la aceleración del proceso de producción o a la externalización y se declaró "confiado" en que pasará el examen. "Estamos comprometidos en resolver cualquier cuestión que afecte a la seguridad y la integridad del avión, y mejorarlo".

Las aerolíneas que operan estos aviones, en su mayoría japonesas, siguen mostrando su confianza hacia la seguridad del Dreamliner y se mantienen a la espera de lo que les comuniquen las autoridades de la aviación civil. Este viernes, un avión de ANA sufrió una fuga de aceite en un motor. Pero como en el caso de JAL, puede deberse a un problema de mantenimiento más que de diseño.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS