Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Delta adquiere el 49% de Virgin Atlantic

Singapore Airlines venderá su participación en la aerolínea británica por unos 277 millones

Aviones de la flota de Delta Airlines.
Aviones de la flota de Delta Airlines.

Cambio de manos en el accionariado de Virgin Atlantic, la aerolínea transoceánica de Sir Richard Branson. La estadounidense Delta Air Lines se hace con la participación del 49% que tenía Singapore Airlines, y de paso refuerza su presencia en una de las rutas más rentables, entre Nueva York y Londres.

El anuncio confirma así los rumores de los últimos días en Wall Street. Y la alianza se hace pública unos días después de que American Airlines, socia estratégica de Iberia, cerrara el conflicto laboral con sus pilotos, un paso decisivo para salir de la suspensión de pagos y que allana el camino hacia una eventual fusión con US Airways.

Delta mueve ficha cuando no hace mucho que terminó de integrar Northwest en su estructura. Paga 360 millones de dólares (unos 277 millones de euros) por la participación de Singapore. Con esta operación, la segunda aerolínea estadounidense refuerza su presencia en el aeropuerto londinense de Heathrow y el neoyorquino de JFK, donde es imposible hacerse con nuevos derechos de vuelo. Virgin Atlantic puede elevar la competencia frente a British Airways.

Singapore Airlines entró en el capital de Virgin hace 12 años, tras un desembolso de casi mil millones de dólares. Las negociaciones con Delta llevaban abiertas dos años. Lo que está por ver ahora como actúan los reguladores en Estados Unidos y Europa, en base a la aplicación de la nueva legislación sobre cielos abiertos en el Atlántico.

Branson seguirá conservando el control, con el 51% del capital. En la nota con el anuncio, dijo que no tiene intención de reducirla. Delta, socia de AirFrance-KLM, confirma con esta operación estratégica su intención de expandirse más a escala global y competir frente a la nueva United, tras la fusión en curso con Continental, además de rivalizar en las rutas europeas frente a British y Lufthansa, los actores dominantes.