El consejo de Caja Madrid dimite para convertir la entidad en una fundación

La nueva organización dependerá de la Comunidad de Madrid

El expresidente de Bankia, Rodrigo Rato.
El expresidente de Bankia, Rodrigo Rato.EFE

El consejo de administración de Caja Madrid, presidido hasta hoy por Rodrigo Rato, ha dimitido esta tarde en bloque para permitir que la centenaria entidad se convierta en una fundación que dependerá de la Comunidad de Madrid. Según han informado hoy a Efe fuentes próximas al antiguo consejo de administración, en su último encuentro se han visto las cuentas de la entidad formuladas a 2 de julio y auditadas por Deloitte.

Estos resultados serán entregados a la comisión gestora que deberá elegir la Comunidad de Madrid para que se encargue de la fundación que pasará a ser Caja Madrid. Ahora será esa comisión gestora la que apruebe las cuentas y dé el visto bueno al balance de situación patrimonial y valoración de activos que ha aprobado hoy el consejo saliente de Caja Madrid.

Ese informe, clave para determinar la continuidad de la obra benéfico-social de la antigua Caja Madrid, tiene el respaldo de la auditora BDO. Inicialmente estaba previsto que antes de ser una fundación, Caja Madrid reuniera a su Asamblea general para lograr el respaldo al proceso, sin embargo, según las fuentes consultadas, ese encuentro no se celebró porque el PSOE madrileño imposibilitó llegar a un acuerdo con el Ejecutivo regional que permitiera convocar la cita.

Además, el proceso de transformación se ha visto acelerado por la ley que aprobó hace unos días el Congreso, que da un plazo de cinco meses para convertirse en fundaciones a todas las cajas que hayan perdido el control de su actividad financiera. Plazo que vence ahora si se tiene en cuenta que en junio Caja Madrid y las otras seis cajas que fundaron BFA, la matriz de Bankia, perdieron sus participaciones en el banco cuando fue nacionalizado.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS