Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un canadiense estará al frente del Banco de Inglaterra

Mark Carney, de 47 años, trabajó durante más de una década en Goldman Sachs

La noticia sorprende a la City y los medios británicos ya que no estaba en las quinielas

Es la primera vez que se elige a un ejecutivo de otra nacionalidad para un banco central

Imagen del 10 de enero de 2012 de Mark Carney.
Imagen del 10 de enero de 2012 de Mark Carney. EFE

El ministro británico del Tesoro, George Osborne, ha roto hoy todos los pronósticos al anunciar que Mark Carney, actual gobernador del Banco de Canadá, será a partir del 1 de julio el nuevo gobernador del Banco de Inglaterra. Carney, que estuvo 13 años en Goldman Sachs, no figuraba en las quinielas manejadas por la City y los medios británicos. El anuncio ha causado una gran sorpresa.

El gran favorito era el actual subgobernador del banco, Paul Tucker, a pesar de que durante varios días estuvo en la cuerda floja debido al escándalo de la manipulación de los índices euríbor y líbor en Barclays. También sonaban con insistencia el presidente de la autoridad reguladora FSA, lord Turner; el economista que lideró los trabajos en los que se ha inspirado el Gobierno para reformar el sistema financiero, sir John Vickers: y el presidente (chairman) del Santander UK, lord Burns.

El actual gobernador, Mervyn King, cesará en el cargo a finales de junio. Como consecuencia de la crisis financiera y los fallos detectados en las funciones de la FSA como controlador del sistema financiero, estas volverán en gran parte a estar bajo el control del Banco de Inglaterra.

Es la primera vez que el Banco de Inglaterra –y quizá ningún otro banco central– apuesta por un extranjero, aunque Carney tiene la posibilidad y aparentemente la intención de unir a su nacionalidad canadiense la nacionalidad británica.

Carney, que es gobernador del Banco de Canadá desde 2008 y su mandato no acababa hasta 2015, es también presidente del Consejo de Estabilidad Financiera y miembro del consejo de directores del Banco Internacional de Pagos, del Grupo de los Treinta y del consejo de la Fundación del Foro Económico Mundial.

Mark Carney declaró en Ottawa (Canadá) minutos después de que se anunciara su nombramiento en Londres que “supongo que el buen historial que tenemos en Canadá y la colaboración entre los líderes de diferentes instituciones” pueden ser las razones que han impulsado al responsable de las finanzas británicas a apostar por él, “aunque esa es una pregunta que habría que hacerle al canciller” del Exchequer. Carney explicó también que por su experiencia profesional, incluido como gobernador del Banco de Canadá, puede “contribuir a la estabilidad de las finanzas británicas” y recordó que su mujer tiene ya la doble nacionalidad canadiense y británica.

Nacido en marzo de 1965 en Fort Smith (Nuevos Territorios, Canadá) y graduado en Harvard (1988) y Oxford (1993), el futuro gobernador del Banco de Inglaterra ha trabajado durante 13 años en Goldman Sachs en Londres, Tokyo, Nueva York y Toronto y fue nombrado subgobernador del Banco de Canadá en 2003 antes de ser gobernador desde 2008.