Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo alemán presenta un recurso contra el BCE ante la justicia europea

La plataforma cuestiona el funcionamiento del Mecanismo Europeo de Estabilidad

Más de 5.200 ciudadanos sostienen la iniciativa

El abogado y economista alemán, Markus Kerber.
El abogado y economista alemán, Markus Kerber.

La plataforma ciudadana alemana Coalición Civil ha presentado un recurso en contra del Banco Central Europeo (BCE) ante la Corte de justicia de la Unión Europea para cuestionar la decisión del organismo central, que el pasado mes de septiembre acordó comprar deuda soberana de los países que recurran al nuevo mecanismo de estabilidad (MEDE).

El grupo, que cuenta con el apoyo de más de 5.200 ciudadanos, considera inconstitucional esta medida. El abogado al frente de la iniciativa, Markus Kerber, sostiene que el actual funcionamiento de esta institución "equivale en términos económicos a la financiación directa de los países en dificultad" por parte del banco emisor, algo que está prohibido por los tratados europeos. El MEDE puede comprar bonos directamente en las subastas de deuda, facilitar líneas de crédito a los países o prestarles directamente dinero, mientras que el BCE interviene en los mercados secundarios.

"Si la Corte europea otorga la razón al BCE y le permite seguir en esta dirección", subraya Kerber, "no solo la zona euro, sino toda la UE se enfrentará al riesgo de naufragio". El profesor estima que las decisiones del presidente del organismo central, Mario Draghi, amenazan la estabilidad del bloque de la moneda única. "El riesgo de reversibilidad del euro está muy presente. Italia, España y Francia sufren por esta continua incertidumbre", aclara.

Kerber encabezó también un recurso ante el Tribunal Constitucional alemán para frenar la participación del país en los fondos de rescate —Alemania es actualmente el máximo contribuyente del mecanismo con un 27% del total, pese a que los jueces limitaron su aportación a 190.024 millones de euros—. Aunque los magistrados aprobaron el fondo de rescate con condiciones mínimas, el abogado y economista de Berlín no se da por vencido. "El tribunal ha dejado un par de cuestiones abiertas, como la coexistencia del MEDE y del BCE y la transparencia de la información para el Parlamento", destaca.