Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La caída del PIB español impulsa la prima por encima de 400 puntos

El Ibex cierra en 7.714,5 puntos, tras una caída del 2,06%

El tipo de la deuda española a dos años supera el 3%

Los mercados han acogido con ventas los nuevos datos que confirman la caída de actividad en España. Tras iniciar la sesión con cautela, han acogido con indiferencia la subasta de letras del Tesoro español, y el tono del mercado no se ha alterado con la misma.

Sin embargo, el pesimismo se ha acentuado tras conocerse que el PIB español cayó un 0,4% entre junio y septiembre, lo que supone la quinta contracción trimestral consecutiva, según certifica el Banco de España en el Boletín Mensual hecho público hoy.

El Ibex ha iniciado la jornada a la baja y, tras un tímido repunte a la zona de ganancias, ha vuelto a entrar en números rojos que se han ido acentuando en la última pare de la jornada. Ha llegado a caer un 2,25% y ha tocado un mínimo en 7.799,8 puntos. Al final de la negociación se ha situado en en 7.714,5 puntos, lo que supone una caída del 2,06%.

Repsol (-4,07%), Mapfre (-3,13%) y ArcelorMittal (-3,03%) son los valores que más pérdidas se anotan, mientras Acerinox (+1,16%), Bankia (+0,86%) y Bankinter (+0,23%) son los valores que más suben.

La prima de riesgo, exceso de rentabilidad que los inversores exigen al bono español a 10 años respecto al alemán, ha subido hasta 407 puntos básicos (3,07 puntos porcentuales) después de la subasta del Tesoro, aunque luego ah finalizado en 404. El tipo de la los bonos a 10 años ha subido hasta el 5,645%, frente al 5,495% en que cerró ayer, y ha terminado la jornada en el 5,626%. La rentabilidad de la deuda a dos años ha subido hasta el 23,037% durante el día, tras terminar ayer en el 2,875%, y al cierre de la jornada se colocaba en el 3,037%.

El diferencial italiano también ha avanzado hasta 333 puntos, después de cerrar ayer en 314. Ha terminado en 329 puntos.

La financiación a corto plazo sigue sin ser un problema para el Tesoro. Hoy ha colocado 3.530 millones de euros en letras a tres y seis meses, por encima del objetivo de colocación inicial, que era era de 3.500 millones. 

Se han vendido títulos a tres meses por importe de 970 millones de euros, por debajo de los 1.400 millones de la subasta anterior. La demanda ha sido elevada, superior en 4,3 veces al importe adjudicado, con una rentabilidad media del 1,415%, frente al 1,203% de la subasta previa.

En el plazo a 6 meses, ha colocado 2.560 millones, frente a 2.580 millones en la subasta de hace quince días. La demanda total ha sido dos veces superior a la colocación, por encima de 1,8 veces la anterior. Se ha pagado un tipo de interés medio en este tramo del 2,023%, frente al 2,213% previo.

Los tipos de interés marginales han repuntado en el plazo de 3 meses y han bajado en los seis meses. En el primer caso se ha situado en el 1,45%, frente al 1,25% de la subasta del 25 de septiembre; a seis meses el tipo marginal bajó al 2,10%, desde el 2,30% anterior.

El pasado jueves, el Tesoro emitió 4.614,48 millones en bonos y obligaciones, por encima de su objetivo, a tipos más bajos que en la anterior ocasión, y con fuerte demanda.

Según ha señalado hoy el Ministro de Economía, "el Tesoro sigue financiándose con holgura en el mercado y afrontando los vencimientos con normalidad". Hasta la fecha se han colocado 81.653 millones de euros en deuda a medio y largo plazo dentro del programa de financiación regular. Esto supone el 95,1% de la previsión para todo el año. Los tipos de interés de emisión se encuentran en el 3,39% a septiembre de este año, por debajo del 3,90% con que se cerró diciembre del pasado año.

Más información