Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La salida de capitales de España se frena en julio tras marcar nuevos máximos

La desconfianza se traduce en una retirada sin precedentes de 235.375 millones desde enero

La repatriación de fondos por los españoles modera el balance mensual a 15.030 millones

La salida de capitales de España sigue marcando cotas sin precedentes en los archivos del Banco de España, lo que confirma el fuerte incremento de la desconfianza en el país. Según las últimas cifras publicadas por el regulador y correspondientes a julio, los inversores retiraron en este mes 15.030 millones de euros en términos netos y excluido el Banco de España. Tras este mes, los fondos que han salido de España desde enero ascienden a 235.375 millones, mucho más del doble de todo 2011, año que ya marcó un récord con 97.765 millones.

El análisis de lo ocurrido en la cuenta financiera durante los últimos 12 meses, lo que proporciona una síntesis de las entradas y salidas de recursos financieros en la economía española, agrava el fenómeno, ya que en este periodo se retiraron 331.224 millones de euros, según los datos del Banco de España. La cifra representa prácticamente un tercio del PIB del país.

No obstante, el balance restringido a julio muestra que, aunque la salida de capitales persiste por duodécimo mes consecutivo, modera su ritmo. Así, frente a la retirada de más de 59.000 millones de junio coincidiendo con la decisión del Gobierno de pedir el rescate financiero, en julio solo salieron del país 15.030 millones, aunque este dato está condicionado por la repratiación de capitales que han llevado a cabo los españoles.

En julio, los residentes reingresaron 5.684 millones de sus inversiones en acciones en el extranjero, la cifra más alta de lo que va de año, al tiempo que retiraron 5.493 millones en el apartado de otro tipo de productos financieros, fundamentalmente préstamos, depósitos y repos. Desde febrero, este capítulo había mostrado un aumento continuado en el dinero que familias, empresas y entidades financieras trasladaban al exterior del país. Pese a lo sucedido en julio, los españoles han sacado del país 63.800 millones para invertirlo en el exterior durante los siete primeros meses del año.

En el lado opuesto, desde el extranjeron se sacaron del país 19.985 millones invertidos en créditos —en gran parte a los bancos— y depósitos. De su lado, los fondos de residentes en el exterior en acciones de empresas cotizadas españolas bajó en 10.819 millones. Desde enero, han retirado 196.717 millones entre ambos conceptos.

En marzo, en pleno recrudecimiento de las tensiones en los mercados, este movimiento marcó un récord histórico con más de 66.000 millones. Hace un año, en julio de 2011, la situación era totalmente opuesta, ya que se registró una entrada neta de capital de 17.689,3 millones.