Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
PETER LÖSCHER | presidente de Siemens

“España está haciendo reformas inimaginables hace pocos meses”

El presidente de Siemens asegura que la economía española saldrá fortalecida de la crisis y defiende una mayor integración en Europa

Peter Löscher, presidente de Siemens, durante la entrevista en Madrid.
Peter Löscher, presidente de Siemens, durante la entrevista en Madrid. EL PAÍS

Durante el debate previo a la votación del mayor ajuste de la democracia en el Congreso, el pasado 19 de julio, Mariano Rajoy no estuvo en el hemiciclo, sino reunido con el presidente del grupo industrial alemán Siemens, Peter Löscher. ¿De qué hablaron exactamente? “¿Él ha revelado el contenido? Pues yo tampoco”, bromea el ejecutivo, de 54 años, durante una entrevista en Madrid (y en fluido español) el miércoles pasado, víspera del día clave para la economía española, con la cumbre hispano-alemana en Madrid y la reunión del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort para anunciar el plan de compra de bonos de los países en apuros.

La crisis europea y la caída de la demanda de China han obligado a Löscher a revisar a la baja el objetivo de beneficio de Siemens, cuyo negocio está dividido en tres grandes áreas (industrial, energía y salud), y anunciar un programa para mejorar la productividad.

Pregunta. ¿Cómo está afectando la crisis europea a Siemens?

Respuesta. Siemens es una empresa que está en 190 países. Esa es una de nuestras bazas. Pero lógicamente la recesión que estamos viviendo en Europa también nos afecta, como a todas las empresas. Se está notando especialmente en los grandes proyectos de infraestructuras, por los recortes presupuestarios. Creemos que habrá una época de menor crecimiento, con países como China y Brasil en desaceleración, pero no vemos una recesión global. El gran problema que tiene ahora el mundo es que no hay una gran locomotora de crecimiento.

P. Ya no son solo las compañías de la periferia, sino las del centro de Europa, las que anuncian recortes. La prensa alemana ha especulado con un ajuste de plantilla en Siemens.

“Soy optimista, necesitamos una Europa fuerte y necesitamos el euro”

R. Lo que hemos anunciado es un programa que explicaremos en otoño para aumentar la productividad, la competitividad y simplificar los procesos.

P. ¿En qué momento cree que se encuentran las relaciones hispano-alemanas?

R. En un momento muy positivo. Primero, España está haciendo reformas inimaginables hace pocos meses. Está tomando todas las medidas estructurales necesarias para mejorar la competitividad. Y segundo, Alemania quiere una España fuerte.

P. Desde España, se ve a una Alemania muy estricta con las medidas para salir de la crisis, ¿cree que esta actitud puede perjudicar a las empresas alemanas?

R. Estoy convencido de que Alemania está al lado de España. Una empresa como la nuestra es un buen ejemplo: estamos en España desde hace 117 años. España y Alemania mantienen inversiones cruzadas que superan los 40.000 millones y un comercio bilateral que alcanzó el año pasado los 50.000 millones. Las 100 mayores empresas de Alemania reflejan en España el 7% del PIB.

P. ¿Cree que son necesarias medidas excepcionales para salir de la crisis?

R. En las últimas semanas hemos tenido dos acontecimientos importantes: el Consejo Europeo de junio y las palabras de Mario Draghi, que ha dicho que el BCE va a poner en marcha todas las medidas necesarias para impulsar el euro. La confianza de los líderes políticos europeos y las palabras de Draghi han dado fuerza para dar los próximos pasos. Soy optimista, porque nosotros necesitamos no solo una Europa fuerte; también necesitamos el euro, porque es el símbolo de una integración. Creo que vamos a seguir mucho más unidos y más fuertes. Y no solo en el ámbito económico y fiscal. Creo que vamos a ver pasos políticos que van a crear una UE mucho más integrada. Soy partidario de una mayor integración.

Hace diez años todo el mundo hablaba de Alemania como el paciente de Europa

P. ¿La crisis de la periferia puede arrastrar a Alemania?

R. Alemania es la locomotora de Europa, porque tiene un tejido industrial muy fuerte, con empresas muy globales. Pero España está haciendo un esfuerzo enorme. Seis empresas españolas están en el índice Fortune 500. Alemania está ahora recibiendo los frutos de las reformas estructurales que hizo hace 10 años. Las medidas que está tomando España ahora son muy valientes y el país va a salir más fuerte de esta crisis.

P. Pero España sigue arrastrando algunos de sus viejos problemas: baja productividad y modesto desarrollo de la innovación y la tecnología...

R. Un 50% de la pérdida de productividad de los últimos diez años se ha recuperado. La competitividad está mejorando. Lo vemos por las medidas que está tomando el Gobierno, incluida la reforma laboral, y por la fuerza de las empresas españolas, que ahora salen mucho más fuertes a los mercados internacionales. Se han tomado medidas importantes; a corto plazo difíciles, pero que darán sus frutos. Hace diez años todo el mundo hablaba de Alemania como el paciente de Europa. Ahora es al revés. De la misma forma, España saldrá y será más fuerte.

P. Siemens ha dicho que abandona la energía nuclear para centrarse en las energías renovables. Pero en estos momentos se están recortando las ayudas públicas en toda Europa. ¿Todavía piensa que la energía verde tiene futuro?

R. Estoy convencido. En Alemania tenemos el objetivo de que un 50% de la energía sea renovable a partir de 2030. El nuevo Gobierno francés ha dicho que quiere aumentar también las renovables. Desempeñan un papel muy importante. En España, la energía solar y la eólica son claves para una política energética integrada a nivel europeo. Además, hay muchas empresas españolas punteras en este ámbito.