Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guindos asegura que “habrá que ver las condiciones” para pedir el rescate

El ministro asegura que en la zona euro son conscientes de la importancia de España

El ministro de Economía, Luis de Guindos.
El ministro de Economía, Luis de Guindos. EFE

El ministro de Economía Luis de Guindos no descarta que España solicite que los fondos europeos compren deuda soberana una vez se conozcan en qué condiciones será posible dicha intervención. En una entrevista al diario financiero alemán Handelsblatt, Guindos explica que “la reunión del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo este jueves y el Eurogrupo dentro de dos semanas servirán para aclararlo”. Dirigiéndose al Gobierno y a los lectores alemanes, el Ministro añade que España respeta “absolutamente” la independencia del BCE y destaca que “reducir el déficit y saldar las deudas son, a medio y largo plazo, los instrumentos fundamentales contra la crisis”. Dice no esperar que el BCE supla estos “esfuerzos nacionales”, pero apunta que en la situación actual “podría ser necesario que el BCE actúe para rebatir las dudas sobre el euro y dejar claro que éste es irreversible”.

El presiente del BCE Mari Draghi dijo en agosto que el banco emisor comprará deuda de los países que haya presentado una solicitud formal a los fondos europeos. Dicha solicitud estará sujeta a nuevas contrapartidas, aún por especificar.

Un amplio sector de opinión en Alemania, encarnado por el jefe de su Banco Central (Bundesbank) Jens Weidmann, es contrario a la intervención del BCE en los mercados de deuda. Consideran que la compra de bonos de países con dificultades de financiación supondrá es perniciosa para los Estados solventes como Alemania. Primero, porque alivian la situación y así retrasan la urgencia de las reformas que ellos consideran necesarias. Además se temen que, al inyectar dinero en los mercados, la medida redundará en una ola inflacionista. Para muchos alemanes, la intervención del BCE viola los tratados europeos y es un paso sin vuelta atrás hacia la colectivización de los riesgos. La canciller Angela Merkel, en cambio, es favorable a la intervención del BCE si se lleva a cabo bajo condiciones impuestas por los acreedores.

El ministro Guindos se dice, además, partidario de que el organismo de supervisión bancaria europeo “supervise todos los bancos” de la Unión Monetaria”. El Gobierno alemán, en cambio, prefiere que este organismo común se limite a los bancos “de importancia sistémica”. El ministro español considera que podría acordarse así “en una primera etapa”, pero siempre “con la meta de que llegue a supervisar todos los bancos”.

Handelsblatt titula el artículo El ministro de Economía {español} coquetea con el fondo de rescate y lo ilustra con una foto de Guindos levantando las cejas. La pieza se completa con una descripción pormenorizada de “las deudas de las regiones españolas”, que tienen “profundos agujeros presupuestarios”.