Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La justicia francesa juzgará a Ryanair por “trabajo clandestino”

La compañía de bajo coste contrató empleados galos bajo las leyes irlandesas, más favorables

Michael O´Leary, presidente la compañia aérea Ryanair, en una rueda de prensa en Madrid.
Michael O´Leary, presidente la compañia aérea Ryanair, en una rueda de prensa en Madrid.

Ryanair se enfrentará a la justicia penal francesa por supuestas prácticas de "trabajo clandestino", tras la investigación abierta en 2010 por su actividad en el aeropuerto de Marsella, donde la aerolínea irlandesa de bajo coste basó cuatro aviones y contrató unas 200 personas en 2006.

El presidente de la compañía, Michael O'Leary, ha destacado en varias ocasiones que el aeropuerto no es rentable por el grupo. Por ello consideró que estaba autorizado para contratar personal francés bajo las leyes sociales y fiscales de Irlanda, mucho más favorables, eludiendo la ley gala, motivo por el que ya fue condenada la aerolínea británica Easyjet.

En 2010, Ryanair ya amenazó con abandonar la ciudad gala, según informa el diario francés Le Figaro. El grupo cifró el impacto económico de tal salida en 1.000 puestos de trabajo directos e indirectos.

A principios de 2011, la compañía de bajo coste seguía operando en Marsella, aunque optó por mantener el descanso de la tripulación en la ciudad francesa y trasladó la base de sus aviones a Roma, Dublín y Londres.

El aeropuerto de Marsella registró el pasado año un millón de pasajeros, 500.000 viajeros menos que en 2010.

Ryanair se enfrenta a la justicia también en España, donde Fomento ha abierto una investigación por tres aterrizajes forzosos realizados en tan solo un día. La semana pasada se dio a conocer la sentencia de la Audiencia Nacional que obliga la compañía a regirse por el convenio colectivo de handling.