Austria insiste en que el euro debe poder expulsar a los países que no cumplan

La ministra de Finanzas aprueba la idea del ministro de Exteriores pero no la ve factible en, por lo menos, cinco años

La ministra de Finanzas de Austria, Maria Fekter, habla con el primer ministro de Luxemburgo y presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker.
La ministra de Finanzas de Austria, Maria Fekter, habla con el primer ministro de Luxemburgo y presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker.EFE

La ministra austríaca de Finanzas, la conservadora Maria Fekter, ha defendido que la zona euro debe tener "un vehículo para expulsar a los estados que a la larga supongan un lastre". En una entrevista al diario vienés Die Presse, Fekter ha matizado su afirmación indicando que la idea es una "visión" y que no lo ve factible en "por lo menos, cinco años". La "visión" de la ministra coincide con las declaraciones hechas el pasado día 17 por el vicecanciller y ministro de Exteriores austríaco, el también conservador Michael Spindelegger, que también defendió expulsar del euro a los países que no cumplan con los objetivos económicos. Y al igual que su compañero de gabinete, Fekter asumió que el proceso implicaría reformar los tratados europeos, un proceso que "lleva tiempo". 

Ante las voces, sobre todo procedentes de Alemania, que piden una salida inmediata de Grecia de la moneda única, Fekter fue tajante: "Es que "que los griegos se vayan del euro" suena muy sencillo cuando se dice en una barra de bar. Pero hay que tener en cuenta las consecuencias: a quienes más les pesaría la expulsión de Grecia sería a los contribuyentes. Ese es el motivo por el que seguimos defendiendo la pervivencia de la eurozona y que los países en apuros cumplan con sus reformas".

Fekter también matizó las palabras del canciller austríaco, el socialdemócrata Werner Faymann, que el lunes dijo estar de acuerdo con conceder más tiempo a Grecia para que pague sus deudas con la UE siempre y cuando ponga en práctica su programa de reformas. La ministra indicó que el plazo extra puede concederse, "pero no sin peros". Según Fekter, "si los griegos lo que necesitan no es más dinero, sino más tiempo para hacer una reforma clara y completa, entonces lo podríamos discutir". La crisis de deuda europea es un motivo de fricción en la gran coalición del país alpino, formada por los socialdemócratas del SPÖ y los conservadores del Partido Popular Austríaco.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50