MINERÍA CARBÓN

Abandonan el encierro los únicos cinco mineros que lo mantenían

Uno de los cinco mineros que permanecían desde el 11 de julio último en el pozo de Santa Cruz del Sil (León) es recibido por sus familiares tras abandonar esta tarde su encierro de protesta.
Uno de los cinco mineros que permanecían desde el 11 de julio último en el pozo de Santa Cruz del Sil (León) es recibido por sus familiares tras abandonar esta tarde su encierro de protesta.EFE

Estos cinco trabajadores eran los únicos que mantenían la protesta después de que el pasado día 2, CCOO y UGT, hicieron un llamamiento a sus compañeros para que volvieran al trabajo y pusieran fin a los encierros, de momento.

Los mineros han salido hoy entre aplausos de decenas de personas y la decepción de no haber conseguido el objetivo de variar el recorte en más del 60 % a las ayudas al sector.

Eliseo Otero (32 años), José Antonio Páez (44 años), Luís Ángel Castañeda (42 años), Miguel Ángel González (43 años) e Ivo Mitkov (41 años) han puesto fin a su encierro después de que sus compañeros hayan celebrado una asamblea en la que se ha decidido la vuelta mañana al trabajo para convocar en breve una nueva huelga contra la decisión de la empresa de modificar las condiciones laborales de los trabajadores de los cielos abiertos.

Los cinco mineros que la noche del 11 de julio entraron en el pozo para dar el relevo a los siete compañeros que lo abandonaron por recomendación médica tras 52 días de encierro han reconocido sentirse decepcionados e indignados por los nulos avances en las reivindicaciones del sector, en lucha desde el 21 de mayo contra los recortes en las ayudas.

Tras abrazar a los familiares que aguardaban su salida en la bocamina, Miguel Ángel González ha afirmado, en declaraciones a los periodistas, sentirse contento por haber salido, aunque decepcionado por no haber logrado modificar la postura del Gobierno Central.

José Antonio Páez, ha declarado que se siente indignado por "no haber conseguido nada después de toda la lucha"

Uno de los cinco mineros que permanecían desde el 11 de julio último en el pozo de Santa Cruz del Sil (León) es recibido por sus familiares tras abandonar esta tarde su encierro de protesta.
Uno de los cinco mineros que permanecían desde el 11 de julio último en el pozo de Santa Cruz del Sil (León) es recibido por sus familiares tras abandonar esta tarde su encierro de protesta.EFE

"Hemos luchado porque esta tierra siga viva y, de momento, no nos han dado ninguna solución", ha lamentado para después subrayar que tienen fuerza para continuar luchando por el sector del carbón y por el futuro de las cuencas mineras.

Trabajadores de la Unión Minera del Norte (UMINSA) deciden en asamblea abandonar la huelga y volver mañana a los tajos, antes de la salida de los cinco mineros que permanecían encerrados como protesta desde el 11 de julio último en el pozo de Santa Cruz del Sil (León).
Trabajadores de la Unión Minera del Norte (UMINSA) deciden en asamblea abandonar la huelga y volver mañana a los tajos, antes de la salida de los cinco mineros que permanecían encerrados como protesta desde el 11 de julio último en el pozo de Santa Cruz del Sil (León).EFE

La parte social intentará concertar una nueva reunión con la compañía a través de los delegados sindicales e iniciar, a partir de mañana, los procedimientos para convocar una nueva huelga, en esta ocasión contra la decisión de la empresa.

Así lo ha explicado el presidente del comité intercentros de UNINSA, Guillermo Sánchez, quien ha reconocido que los trabajadores bercianos de esta empresa, los únicos que no habían regresado a sus puestos tras la decisión de las federaciones nacionales de industria de CCOO y UGT de desconvocar la huelga indefinida, se han quedado "solos".

El delegado de CCOO en el comité, Santiago Rodríguez, ha detallado que la propuesta de la compañía es que los operarios realicen seis días consecutivos de trabajo para descansar tres días, tanto laborales, como no laborales, lo que les supondrá una pérdida de poder adquisitivo estimada en 200 euros mensuales.

La dirección de UMINSA justifica esta medida en su búsqueda de mayor productividad con menos coste para tratar de ser competitivos y garantizar la continuidad del sector después de que el Ejecutivo Central haya recortado las ayudas a la producción.

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50