Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

Pocos signos de optimismo

No parece que España haya tocado fondo en este trimestre

No hay nada que esperáramos con más ganas que los resultados de la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre de 2012. Después de las buenas noticias que nos dieron los últimos datos de los registros de contratos del mes pasado, con el descenso en el número de parados registrados y el aumento del número de afiliaciones a la seguridad social, no quedaba más que esperar a que la EPA nos confirmara que las noticias eran así de buenas. Pero, lamentablemente no ha sido así, aunque los datos muestran un panorama no tan desolador como en trimestres anteriores.

Aunque la tasa de actividad crece ligeramente, debido al aumento de la población activa masculina y al mantenimiento de la femenina, el empleo ha seguido disminuyendo. Concretamente, respecto al trimestre anterior hay 15.900 ocupados menos. Si bien la tasa de empleo prácticamente no se ve alterada (pasa del 40,09 al 40,17%) debido a que la ocupación de las mujeres aumenta y compensa la caída de la de los hombres.

También cabe destacar que el número de ocupados extranjeros ha aumentado mientras que los ocupados españoles disminuyen. No obstante, la caída registrada en el empleo este trimestre es menor que la del primer trimestre del año. En relación con los cambios sectoriales se aprecia un crecimiento en la ocupación en el sector servicios así como la estabilización en el empleo en la construcción. El resto de los sectores continúan cayendo. Es precisamente está composición sectorial del empleo lo que explica el aumento de la tasa de ocupación femenina.

La caída registrada en el empleo este trimestre es menor que la de los primeros tres meses del año

Esto da lugar a que la población parada ascienda hasta los 5.693.100 de personas, y que la tasa de paro aumente ligeramente al 24,63%, tras el empeoramiento de la tasa masculina, que se sitúa en el 24,57%, y la mejoría de la femenina, que pasa al 24,71%. Como puede observarse, ambas tasas quedan muy igualadas. Ahora bien, hay que tener en cuenta que aumenta el paro de los españoles y disminuye el de los extranjeros, aunque la tasa de paro de los extranjeros sigue estando 13 puntos porcentuales por encima. Así mismo hay que destacar que el problema del desempleo de la población menor de 25 años continua estando presente hasta tal punto que su tasa de paro pasa a situarse en el 53,28%.

Más información
El paro sigue al alza en Andalucía y Canarias pese al turismo
Los titulares del mercado laboral español
La población activa vuelve a crecer
¿Qué trámites hay que hacer para cobrar el paro?

Por otra parte, hay que mencionar que el colectivo formado por la población parada está formado en más de un 52% de los casos por individuos que llevan más un año buscando empleo y de estos, más del 57% (1,7 millones de personas) ha superado los dos años de búsqueda. Esto implica que tenemos una tasa de paro de muy larga duración del 29 por ciento con dos claras consecuencias: en primer lugar, existen un riesgo muy claro y creciente de que se mantenga el aumento del paro estructural. Y por otro lado, el inevitable riesgo de exclusión social que tiene este colectivo al haber agotado el periodo de derecho de la prestación contributiva, si es que cotizaron previamente para ello.

A todo esto hay que añadir otro factor de riesgo de exclusión muy importante debido al hecho de que los resultados de este segundo trimestre indican que el número de hogares en los que todos sus miembros están parados ha aumentado y llega ya a 1.737.600.

No parece que hayamos tocado fondo. Ni lo que efectivamente ocurre en el mercado de trabajo, ni las previsiones de lo que queda por venir, ayudan a tener una idea optimista sobre la respuesta de nuestro sector productivo para cambiar el sentido de esta tendencia y resolver el gravísimo problema de la destrucción de empleo.

Inmaculada Cebrián López y Gloria Moreno Raymundo, docentes de Economía de la Universidad de Alcalá de Henares

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS