Bruselas subraya el “vínculo explícito” entre el préstamo y las reformas exigidas

Los ministros de Finanzas de la zona euro aprueban el rescate por unanimidad y sin cambios La prima de riesgo supera los 600 puntos a pesar de la ratificación del acuerdo

Luis de Guindos, conversa con el presidente del Eurogrupo, Jean Claude Juncker.
Luis de Guindos, conversa con el presidente del Eurogrupo, Jean Claude Juncker.EFE

España ya tiene asegurados los fondos para rescatar a su banca. A cambio, arrastrará una factura de hasta 100.000 millones de euros durante más de una década. El Eurogrupo —los ministros de Finanzas de la zona euro— han dado hoy el visto bueno al programa de asistencia para el sector financiero español por unanimidad y sin cambios respecto a lo que ellos mismos decidieron el pasado 9 de julio.

Tras ser ratificado este jueves por el Parlamento alemán y hoy mismo por el finlandés, el préstamo del fondo de rescate europeo (FEEF) a España ha pasado el penúltimo trámite. Solo falta que el Gobierno español firme el próximo martes el acuerdo, según ha anunciado hoy la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. Aun así, la prima de riesgo ha superado este mediodía los 600 puntos, impulsada por la petición de rescate de Valencia al Estado.

El efecto práctico más inmediato del acuerdo es que España dispondrá a lo largo de los próximos diez días del primer tramo de la ayuda, 30.000 millones de euros

"El objetivo del programa es muy claro: dotar a España de unos bancos sanos, regulados de forma eficaz y supervisados con rigor, capaces de alimentar un crecimiento económico sostenible", ha asegurado a través de un comunicado el vicepresidente de la Comisión Europea, Olli Rehn, al término de la conferencia telefónica, que comenzó al mediodía y ha terminado en torno a las dos de la tarde.

Rehn también aprovecha el comunicado para subrayar algo que el Gobierno español se ha esforzado en negar: que el rescate a la banca está ineludiblemente ligado a unas duras condiciones macroeconómicas para reducir su déficit público y a la puesta en marcha de reformas estructurales. "El vínculo explícito entre estas obligaciones y el programa sectorial es deliberado y pertinente", señala el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, en lo que parece un toque de atención al Ejecutivo de Mariano Rajoy.

"Solo a través de determinadas acciones en estos ámbitos España podrá crear la estabilidad financiera y la economía competitiva y dinámica que traerá consigo una caída del desempleo firme y continuada", ha añadido el finlandés Rehn.

El efecto práctico más inmediato de este acuerdo es que España dispondrá a lo largo de los próximos diez días del primer tramo de la ayuda, de 30.000 millones de euros. Este dinero se usará para los casos más urgentes de recapitalización que afronta el sector financiero español, como es el caso de las nacionalizadas Bankia, Novagalicia Banco y CatalunyaCaixa.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50