Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Seda busca una vía alternativa tras fracasar la ampliación de capital

La química reembolsa los 12,2 millones captados en la operación frustrada

Vista de la industria química La Seda, en El Prat de Llobregat
Vista de la industria química La Seda, en El Prat de Llobregat

No hay precedentes de que una empresa abortara una ampliación de capital en España. La química La Seda de Barcelona lo hizo la semana pasada, tras conseguir solo 12,2 millones de euros de los 40 millones que buscaba. Desde entonces, en su cuartel general de El Prat de Llobregat reina el silencio. Las espadas están en alto. Y la compañía necesita el plan que su presidente, Carlos Moreira da Silva, aseguraba tener hace unas semanas por si la operación fracasaba.

De momento, la compañía ha empezado a devolver el dinero que se consiguió captar de los inversores. El Consejo de Administración renunció a los recursos ingresados al considerar que no eran “suficientes para desarrollar con las mínimas garantías” sus planes de futuro. Lo que tenga que suceder se someterá a una junta extraordinaria de accionistas que se celebrará previsiblemente el próximo otoño.

La compañía ha empezado a devolver los 12,5 millones de euros que consiguió captar

Tras una ampliación de capital por 300 millones de euros en 2010 y la venta de activos por otros tantos 114,6 millones de euros entre 2010 y 2011, esta vez la situación económica no ha ayudado a la compañía. Ni lo hizo a principios de año, cuando las dudas sobre el futuro de Europa impidieron que la empresa consiguiera financiarse por la vía del crédito, ni lo ha hecho ahora, cuando la incertidumbre ha abortado la que era su segunda alternativa para financiarse.

Ni tan solo BA Vidro, principal accionista de la compañía con el 20% del capital, acabó de apostar en La Seda, pese a asegurar que disponía de hasta 15 millones de euros para invertir, siempre y cuando no tuviera que superar el 30% del capital y se viera obligado a lanzar una opa sobre toda la compañía.