Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EEUU INTERNET

Hoy lunes, día límite para eliminar DNSChanger

El FBI cierra definitivamente los servidores infectados con el virus informático

Todavía hay 277.000 ordenadores y/o módem ADSL afectados, una cuarta parte en EE UU

En noviembre del año pasado el FBI detectó el virus llamado DNSChanger, que redirigía a los ordenadores infectados a direcciones no deseadas para que sus creadores pudieran embolsarse compensaciones por el número visitas. EFEArchivo Ampliar foto
En noviembre del año pasado el FBI detectó el virus llamado DNSChanger, que redirigía a los ordenadores infectados a direcciones no deseadas para que sus creadores pudieran embolsarse compensaciones por el número visitas. EFE/Archivo EFE

La prórroga llega a su fin. Hoy lunes 9 de julio el FBI cierra los servidores infectados con el virus DNSChanger. Si no quiere quedarse sin conexión a Internet, debe limpiar el ordenador  y/o el módem ADSL del patógeno informático. Las autoridades estadounidenses calculan que todavía hay 277.000 equipos infectados, una cuarta parte en Estados Unidos. Muchos ya han hecho sus deberes: en su día se calculó que DNSChanger había infectado a cuatro millones de máquinas de 100 países.

Dos son los pasos a seguir para fumigar DNSChanger. Por un lado, volver a configurar el módem (si no sabe cómo hacerlo contacte con su proveedor de acceso a Internet). Por otro, compruebe en esta página, en castellano, si su ordenador está infectado y siga las instrucciones para limpiarlo. En España, el INTECO también suministra información.

El caso se remonta a octubre de 2011, cuando en una operación internacional, dirigida por la agencia estadounidense, se detuvo en Estonia a los creadores del virus,  que cambiaba las direcciones DNS de su proveedor de acceso a Internet y los redirigía a los suyos propios.

El FBI pidió entonces a la Justicia estadounidense un periodo de tiempo para resolver el entuerto. Junto a organizaciones de todo el mundo, entre ellas el ISC, empezaron una tarea de limpieza que ha consistido en suministrar direcciones DNS limpias, es decir que no redirigieran a sitios fraudulentos cuando los internautas visitaban las páginas infectadas sin saberlo. El FBI, que asumió los costes del apaño, había previsto cerrar los servidores en marzo, pero la justicia de EE UU aplazó la decisión hasta el próximo lunes para dar más tiempo a los internautas a lkimpiar sus equipos. Si no lo hace el lunes puede quedarse sin Internet.