Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

AENA saca a concurso por primera vez las tiendas libres de impuestos

El grupo público pretende incrementar un 50% los ingresos por los 'duty free'

La empresa da por hecho que pujarán Aldeasa, Heinemann, Lagardère, Nuance y Dufry

Una viajera pasa ante el escaparate de una tienda en Barajas.
Una viajera pasa ante el escaparate de una tienda en Barajas.

AENA ha sacado a concurso, por primera vez en su historia, las tiendas libres de impuestos de los aeropuertos españoles, que hasta ahora eran gestionadas por la privatizada Aldeasa. El objetivo de la empresa pública es incrementar los ingresos que recibe por esta actividad en más de un 50% como parte de su plan para intentar liberar al grupo del lastre que supone una monumental deuda que asciende a 14.000 millones de euros.

Las empresas interesadas por pujar por este contrato —según AENA el mayor sacado a concurso en el mundo— tienen de plazo hasta el 23 de julio para hacérselo saber a la Administración. AENA da por hecho que optarán Aldeasa, la alemana Heinemann, la francesa Lagardere y las suizas Nuance y Dufry. Pero también cabe la posibilidad de que algún distribuidor no experto en aeropuertos se alíe con alguna de estas firmas veteranas. El plazo de presentación de ofertas en firme acabará el 2 de noviembre. La adjudicación se resolverá en diciembre.

Están en juego los duty free de 26 aeropuertos españoles y más de 80 puntos de venta, que suman una facturación anual conjunta de 536 millones de euros. AENA prevé que la cifra de negocio crezca hasta los 700 millones gracias al incremento de la superficie comercial que planea el grupo, cuyo principal novedad serán las llamadas tiendas de paso (acompañan al pasajero en su trayecto hasta el avión, tomando como modelo el londinense Heathrow).

Después de 30 años, el contrato de Aldeasa, privatizada a finales de los noventa, termina el 31 de diciembre. Los cánones que paga a AENA suponen de media un 26% de las ventas, pero el gestor de los aeropuertos quiere que ese porcentaje suba al 30% y el 40% (según el producto). De esta forma, los ingresos por este concepto pasarán de 165 a 250 millones, cifra que tiene en cuenta también el incremento previsto de las ventas en los duty free, establecimientos libres de impuestos para los viajeros con un destino diferente a la UE que venden principalmente tabaco, productos de cosmética, bebidas alcohólicas y alimentación.

Tres lotes

La adjudicación se llevará a cabo en tres lotes. El primero incluye Madrid-Barajas, Almería, Asturias, Bilbao, Granada, Jerez, Málaga, Santander, Santiago y Sevilla, que suman 240 millones en ventas. En el segundo, con el mismo nivel de facturación, está formado por Barcelona-El Prat, Alicante, Girona, Ibiza, Menorca, Murcia, Palma de Mallorca, Reus y Valencia. Por último hay un lote más pequeño (80 millones de facturación) formado por los aeropuertos canarios.

En la actualidad, de los 650 millones de euros que genera el negocio comercial de Aena, el 19% corresponden a las tiendas duty free, es decir, entre 165 y 170 millones de euros. La restauración supone un 13%, los aparcamientos un 15%, el alquiler de vehículos un 15% y el resto corresponde a publicidad, el resto de tiendas y varios negocios inmobiliarios.

Esta no es la única medida que tomará AENA para mejorar sus cuentas. El Ministerio de Fomento anunció la semana pasada que los 17 aeródromos que tienen menos de 500.000 pasajeros al año estarán abiertos menos horas para ahorrar 35 millones de euros.