Depósitos en plena tormenta

Algunas entidades mantienen ofertas con rentabilidades por encima del 4%

Oferta de depósitos en una oficina de Banco Caixa Geral en Madrid.
Oferta de depósitos en una oficina de Banco Caixa Geral en Madrid.SANTI BURGOS

A pesar de que durante meses se advirtiera a las entidades de lo poco aconsejable para su salud que era mantener altas tasas de rentabilidad en sus depósitos, la guerra del pasivo ha seguido su curso. Ni en estos momentos de tormenta financiera parece que las aguas se calmen en este terreno.

A lo largo de las últimas semanas —eso sí, de forma cada vez más puntual y medida en el tiempo— han vuelto a resurgir depósitos varios con alta rentabilidad. Por el momento, hay bastante donde elegir, aunque la mayoría de las ofertas concentra sus plazos entre 6 y 12 meses. Ahí está, por ejemplo, el Depósito Aniversario de Mediolanum, que a partir de 2.000 euros ofrece un 5% de rendimiento para seis meses; el Depósito a Plazo de Banco Financia Sofinloc, que a 13 meses coloca su tasa de rentabilidad en el 4,2%; el Depósito CR de Banco Espirito Santo, que a partir de 25.000 euros paga un 4,16% a un año; el Depósito 50 Aniversario de Caja Siete, que a 7 meses genera una TAE del 4,03% a partir de 6.000 euros...

Este producto tiene la protección del Fondo de Garantía de Depósitos

Mucha oferta, mucha necesidad de liquidez por parte de las entidades y poco entusiasmo por parte de los ahorradores, según algunos técnicos. De hecho, los peor pensados sostienen que, pese a las rentabilidades ofrecidas, se está produciendo una salida de depósitos, de los residentes y los no residentes; que algunas gestoras de patrimonio animan a sus clientes a cambiar su dinero a monedas más seguras “tipo dólar”; que incluso se recomienda traspasar fondos nacionales a otros depositados en Luxemburgo para evitar posibles corralitos…

En el lado contrario hay quienes afirman, incluso con rotundidad, que los depósitos no solo están garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos —lo que en principio les aleja de cualquier riesgo de impago al tener asegurados hasta 100.000 euros para las imposiciones en efectivo—, sino por las propias entidades, más ahora que recibirán ayudas y que emprenderán una profunda reestructuración. Recuerdan que ni siquiera en países intervenidos se ha dejado de pagar a los depositantes sus correspondientes rendimientos y mucho menos se les han impuesto (al menos por el momento) restricciones a su retirada. Aseguran que rendimientos en torno al 4% son simplemente una buena oportunidad que puede que no se pueda mantener demasiado tiempo. Comparan esta rentabilidad con la que se puede obtener en depósitos en divisas: entre el 0,25% y el 1% en dólares o libras esterlinas (con las que además, a su juicio, se corre riesgo moneda) en plazos de un año para importes entre 1.000 y 3.000 euros.

El rescate a la banca siembra dudas sobre la sostenibilidad de la guerra del pasivo

Hay opiniones encontradas sobre si el rescate a los bancos va a suponer cambios en la oferta de depósitos. Expertos del comparador de productos bancarios HelpMyCash no contemplan ningún cambio a priori en la rentabilidad de los depósitos. En su opinión, los bancos necesitan “sacar brillo” a sus cuentas ante el informe trimestral que deben presentar al Banco de España, por lo cual les interesa, especialmente en junio y diciembre, mostrar que tienen suficiente pasivo para afrontar sus necesidades de capital básico. Es por eso por lo que todavía se podrán encontrar imposiciones a plazo fijo remuneradas por encima del 4%.

Otros opinan lo contrario. El rescate a los bancos sí va a suponer cambios en la rentabilidad de los depósitos, aseguran desde distintas entidades financieras que creen que la famosa guerra del pasivo toca a su fin. En su opinión, es impensable que en un marco de “rescate” financiero no se imponga a los bancos y cajas duras condiciones respecto a la remuneración que ofrecen por sus imposiciones. Sobre todo para que estén garantizadas. Y ello, aseguran, a pesar de que a corto plazo se puedan presentar problemas de liquidez, más motivados, en su opinión, por el temor de una crisis sistémica del euro (que anima a la retirada de fondos) que por la rentabilidad que estos productos ofrecen.

Competencia: los bonos a 2 años rentan casi el 5% en el secundario

En el mercado secundario de deuda pública, las letras del Tesoro a 12 meses ofrecen una rentabilidad en torno al 3,75% (más que muchos depósitos). Los bonos a 2 años se han negociado en torno al 4,9%; a 3 años, al 5,21%; a 5 años, al 6,13%; a 10 años, al 6,7%... Se trata de rendimientos, al menos por el momento, imbatibles para cualquier imposición ofertada por una entidad financiera.

Desde hace meses, las rentabilidades de la deuda pública son, a decir de todos los expertos, “bastante seductoras” si se las analiza sin condicionantes. Pero los riesgos existen, mucho más ahora, tras la aprobación de un rescate bancario de hasta 100.000 millones de euros. La pregunta del millón, aseguran los técnicos, es si el riesgo que conlleva tomar posiciones en estos activos es asumible o no. Los más optimistas estiman que, al menos a corto plazo, sí lo es. A este respecto, los menos animados sostienen que este rescate bancario no es más que la primera piedra de uno más general, que puede desembocar en, al menos, una quita sobre el valor de la deuda pública.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS