JAIME GUARDIOLA | Consejero delegado del Banco Sabadell

“El sistema financiero será más pequeño y profesional”

Jaime Guardiola, consejero delegado del Banco Sabadell, mantiene su optimismo pese a la crisis

El consejero delegado del Banco Sabadell, Jaime Guardiola.
El consejero delegado del Banco Sabadell, Jaime Guardiola.GIANLUCA BATTISTA

Esta semana ha sido especialmente agitada para Jaime Guardiola (Barcelona, 1957), consejero delegado del Banco Sabadell. A las turbulencias que vive la economía española, con el sector financiero en el ojo del huracán, se une que Bruselas autorizó el miércoles la toma de control de Banco CAM. En plena tormenta, su discurso es optimista.

Pregunta. Debe ser difícil tomar decisiones en este contexto.

Repuesta. Una característica de esta crisis es que muchas entidades que han tenido problemas se han distraído y han estado más pendientes de qué será de lo mío que de hacer su trabajo. Estuve dirigiendo las operaciones del BBVA en Argentina durante el corralito. Y algo que debemos saber es que todo el mundo está en la misma situación, y que dentro de las limitaciones sigue habiendo competencia. Y quien más se dedique, trabaje y ganas le ponga, mejor posición relativa tendrá. El Sabadell eso lo ha hecho bien.

P. Menciona el corralito. ¿Cree que hay semblanzas?

Extrapolar el ‘corralito’ a España es un ejercicio de funambulismo”

R. Extrapolar el corralito a la realidad de España dentro de Europa es un ejercicio de funambulismo muy difícil de hacer. Ni la solidez, ni la realidad económica española; nada tiene que ver con lo que pasaba en Argentina.

P. La salida de capitales está en niveles récord. ¿Hasta dónde puede llegar esta desconfianza?

R. Creo que será un fenómeno puntual, aunque refleja el deterioro de la confianza de los inversores en nuestro país. Merece ser interpretado con prudencia y situarlo en el contexto de inestabilidad en toda Europa. Y no perdamos de vista que pertenecemos a la zona euro, lo que nos resguarda de una situación de crisis de divisa, en el sentido de que la financiación necesaria se acaba cubriendo con el acceso al Eurosistema.

P. La prima de riesgo se ha desbocado y llegan mensajes contradictorios de Europa. ¿Por dónde debe ir el sistema financiero español?

R. Europa tiene una gobernanza compleja. Las decisiones se fabrican con unos determinados consensos y eso hace que el proceso de decisión sea muy lento. Nunca habíamos visto a los políticos convivir tanto, y eso es la construcción europea. El sistema financiero español está en una transformación muy profunda. Al final tendremos un sistema financiero mucho más pequeño en número de jugadores, mucho más ortodoxo porque serán estructuras de empresas cotizando en el mercado, con accionistas, y lógicamente más profesional. Pero no son procesos fáciles, y es difícil hacerlos cuando las cosas van bien. La economía española está logrando ganancias de competitividad inequívocas, y más pronto o más tarde encontraremos el suelo para empezar a remontar.

La economía está logrando ganancias de competitividad inequívocas”

P. ¿Coincide con el ministro de Economía en que el futuro del euro se juega estas semanas en Italia y España?

R. Es la primera crisis severa de la UE y estamos aprendiendo, sobre el terreno, cómo gestionarla. Si persistieran las tensiones actuales en los mercados de deuda soberana en España e Italia, será determinante para el euro. Estoy convencido de que las autoridades europeas sabrán alcanzar en las próximas semanas un acuerdo sobre el tipo de unión monetaria, fiscal y política que hace falta a largo plazo.

P. Bruselas critica medidas del Gobierno como la subida del IRPF. ¿Qué opina?

R. Las medidas de ajuste pertenecen a ámbitos muy diversos. En general, creo que el Gobierno ha dado pasos en la dirección correcta y era impensable que no lo hiciera, porque debía afrontar la consolidación fiscal que exigía la propia comisión.

P. Visto lo que está pasando en Bankia, aquella frase de que la CAM era “lo peor de lo peor” pierde un poco su sentido ¿no?

R. La CAM tenía problemas de pérdidas por los activos inmobiliarios y, por tanto, de capital, como otras cajas de características similares en tamaño. Lo que le ha dado más centralidad y protagonismo es que tuvo un periodo de búsqueda de soluciones muy largo y con algunas incidencias, como el intento fallido del Banco Base, la intervención o la subasta.

P. ¿Cómo pretenden recuperar la confianza de los clientes tras tantos escándalos, precisamente cuando los procesos judiciales de los exdirectivos de la CAM acaban de empezar?

R. Dando muchas explicaciones y saliendo mucho a la calle. La vida judicial tendrá su camino y si hay gente que ha tenido responsabilidades, pues tendrá que asumirlas. Eso es algo en lo que el banco no entra. Pero haremos que nuestra voz comercial sea lo más fuerte posible.

P. Acaban de recibir la autorización de Bruselas para tomar el control de la CAM. Se esperaba hace dos meses. ¿Qué ha supuesto el retraso?

R. Ha provocado un cierto coste de oportunidad. Todos los meses en los que no ha estado el Sabadell allí son meses relativamente perdidos, porque no has podido explicar lo que quieres hacer. Hemos tenido suerte de que los interventores nos han dejado espacio, hemos tenido gente desplazada, hemos podido conocer en profundidad la entidad y todas las decisiones importantes se han tomado con nuestro conocimiento. En ningún momento es una queja del trabajo que se hace en Bruselas.

No haremos los negocios inmobiliarios que la CAM hacía”

P. ¿Qué condiciones pone Bruselas además del cierre de 450 oficinas y 2.200 despidos?

R. Hemos tenido que renunciar a las ayudas de liquidez que nos habían dibujado en la operación porque no nos hacían falta. Esta operación se hizo antes de la subasta del Banco Central Europeo, con lo cual, lo que nos iba a dar el Gobierno español ya lo teníamos del BCE. La segunda condición es el plan industrial. Y otra es no poder hacer operaciones de adquisición que tengan la central en la Comunidad Valenciana.

P. ¿Qué les aporta la CAM además de tamaño?

R. El Sabadell tradicionalmente ha sido un banco más de empresas. La CAM nos da una gran proporción de clientes particulares y el conocimiento del tratamiento de estos clientes. Queremos cambiar la mentalidad de la CAM en la manera de vender, pero no solo exportaremos Sabadell, también seremos capaces de aprovechar cosas muy valiosas que la CAM tenía, independientemente de la gente. Hemos encontrado gente muy capaz, muy joven, que se han apuntado y se apuntarán al carro con mucho de entusiasmo porque tendrán una gran oportunidad de hacer carrera con un jugador con más futuro y con más capacidad que la CAM.

P. ¿Qué planes tiene para las inversiones inmobiliarias de la antigua caja?

R. El plan, básicamente, es poner en valor estos activos. La CAM tiene muy bien organizada la venta de viviendas individuales. No tenemos vocación de gestores inmobiliarios, por tanto el principio general será no hacer los negocios que la CAM hacía. Allí donde somos socios trataremos de salirnos y convertirnos solo en financiadores. La idea es provocar que esa gran parte del balance sea cada vez más pequeña. Iremos reduciendo el peso del negocio inmobiliario.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50