Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas urge a España a presentar el plan de recapitalización de Bankia

Un portavoz de la UE descarta que la ayuda directa de la banca sea "a día de hoy" una opción

La Comisión avisa de que un rescate al sector pasa por negociar condiciones con el Gobierno

Una empleada limpia el logo de Bankia en la sede central de Bancaja en Valencia.
Una empleada limpia el logo de Bankia en la sede central de Bancaja en Valencia. efe

El portavoz de Asuntos Económicos de la Comisión Europea, Amadeu Altafaj, ha apremiado al Gobierno español a que presente cuanto antes el plan de recapitalización de Bankia, entidad que ha pedido 19.000 millones de dinero público tras aflorar un grave deterioro en su cartera de créditos y en el valor de sus participaciones industriales.

"Lo que no se puede hacer es mantener esta incertidumbre. Nadie puede esperar que a la luz de estos resultados negativos de algunas entidades bancarias los mercados reaccionen con euforia. Por lo tanto cuanto antes se eliminen incertidumbres, mejor", ha señalado Altafaj en declaraciones a Radio Nacional de España. Tras el revés del BCE a su plan inicial, el Gobierno se decanta por emitir deuda pública para cubrir las necesidades de Bankia, aunque aún no se ha decidido sobre el metodo definitivo.

El portavoz económico de la Comisión Europea ha insistido en que el Gobierno español debe comunicar el plan de reestructuración de Bankia y qué opciones de recapitalización contempla. "Si se puede hacer a través de mecanismos de mercado o con una actuación del Gobierno español para conseguir fondos es mejor que recurrir a un rescate, que tiene connotaciones negativas", ha apuntado al respecto.

En cuanto se le informe sobre dicho plan, Altafaj ha explicado que Bruselas lo estudiará y le dará el visto bueno en caso de que cumpla todos los requisitos "en términos de ayudas públicas".

“Cuanto antes se eliminen incertidumbres, mejor”, dice el portavoz económico de la UE

En todo caso, el portavoz comunitario ha apuntado que lo único que ha hecho la Comisión es recordar a España que existen mecanismos de rescate para la banca, pero que cualquier actuación de este tipo "pasa por negociar un programa de rescate de la economía española, aunque fuera muy focalizado sobre un sector concreto".

Sobre la posibilidad de que los países puedan acudir directamente al fondo de rescate europeo para inyectar dinero en sus bancos, Altafaj ha insistido en que la normativa actual sobre el fondo de rescate no lo permite y que los cambios sugeridos por Bruselas "en un documento de trabajo" son a futuro.

"Si avanzamos más hacia una unión bancaria, podría preverse este tipo de mecanismo, pero a día de hoy y en el caso español no es relevante (...) Más adelante se podría abordar esta discusión", ha precisado.

El portavoz comunitario ha subrayado que no se trata de que este planteamiento de permitir la recapitalización directa de los bancos haya chocado contra "el muro de Berlín", sino de que ahora se está en el proceso de ratificación del Tratado del mecanismo europeo de estabilidad, lo que llevará su tiempo.

“Se sospechaba desde hacía tiempo que la situación de algunas entidades bancarias era precaria”

Preguntado por si el Gobierno español está haciendo sus deberes en torno al sector financiero, Altafaj ha indicado que por lo menos se están haciendo cosas pues, a pesar de que había "muchas sospechas" sobre algunas entidades, no se habían hecho hasta ahora.

"Se sospechaba desde hacía tiempo que la situación de algunas entidades bancarias era precaria, pero es bueno conocer el diagnóstico exacto de estas fragilidades y luego acometer las reformas necesarias", ha asegurado. El portavoz comunitario de Asuntos Económicos ha insistido en que lo primero es conocer el alcance de las debilidades del sistema financiero español y a partir de ahí disipar todas las dudas y reestructurarlo.

Altafaj ha reconocido que el Gobierno español está demostrando "determinación" en acometer esta reforma y ha considerado que eso es bueno para despejar "la incertidumbre y el nerviosismo" en los mercados, causa a su vez de que la prima de riesgo española esté en niveles próximos a los 540 puntos básicos.