Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El grupo Bankia advierte de que podrá necesitar más saneamientos en el futuro

La entidad apunta, entre otros, a los riesgos de nuevos ajustes en sus inmuebles

El grupo BFA-Bankia no descarta tener que aumentar las necesidades de saneamiento en un futuro, lo que elevará las cifras consignadas en el plan de recapitalización presentado el pasado viernes y que incluyen la petición de ayudas públicas al Estado por 19.000 millones de euros. La entidad realiza esta advertencia en un documento trasladado esta mañana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) con información adicional sobre los planes del nuevo equipo gestor de Bankia y su matriz pilotoda por José Ignacio Goirigolzarri.

El grupo explica que, ante la posibilidad de que necesite más fondos de los previstos para limpiar sus balances y sanear activos, el plan de recapitalización “no tiene en cuenta los beneficios antes de provisiones estimados para los próximos tres años”. Por tanto, en caso de lograr entrar en números verdes antes de 2015, añade que destinaría las ganancias a acelerar la consecución de los objetivos de capitalización.

En concreto, BFA-Bankia apunta a dos factores de los que pueden surgir necesidades adicionales de capital. El primero de ellos es que no descarta “tener que asumir costes extraordinarios derivados del plan que se acuerde con las autoridades europeas y españolas en los próximos meses para obtener su autorización al plan de recapitalización anunciado”. Sobre esta posibilidad, sin embargo, no explica a qué se pueden deber los mayores costes y si afectarían, por ejemplo, a recortes de plantilla y cierres de oficina.

En segundo lugar, asoman más dudas desde la cartera inmobiliaria. Así, afirma que no ha contabilizado las “posibles contingencias o necesidades de saneamiento futuro no consideradas en el plan de saneamiento inicialmente propuesto, entre otros la posible necesidad de ajustar la valoración de ciertos inmuebles de uso propio”.

La nota remitida a la CNMV concluye afirmando que "es intención del Ministerio de Economía y del nuevo equipo gestor de BFA-Bankia poner al grupo en una senda de beneficios y rentabilidad sobre recursos propios crecientes en los próximos años de cara a permitir la venta de la participación del Estado en las mejores condiciones".

Pese a los cálculos que maneja la propia entidad, el Gobierno descarta que vaya a necesitar más dinero. Según ha comentado el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, los nuevos gestores de Bankia han pedido recursos "para el peor escenario posible" por lo que es "extremadamente improbable" que se le vaya a dar más dinero. En una entrevista en TVE, ha explicado que "el Estado es el dueño de Bankia y eso le concede la máxima seguridad", a lo que ha añadido que no se trata de "dar dinero y ver si se devuelve o no", porque el Estado "se queda con el banco".

"Todo lo que vaya a futuro va a ser a mejor. Créditos que pensabas que no ibas a cobrar se cobran, activos que creías que ibas a vender muy baratos los vendes más caros, generas plusvalías y beneficios y eso significa que a futuro el valor de la acción, con una buena gestión, lo normal es que suba", ha defendido.