EE UU da la sorpresa y elige a un doctor de origen coreano para dirigir el BM

La Casa Blanca nomina a Jim Yong Kim, presidente de la Universidad de Dartmouth La batalla por la presidencia del organismo comienza con el cierre de la lista de candidatos

Imagen de archivo del doctor Jim Yong Kim.
Imagen de archivo del doctor Jim Yong Kim.BRUNO DOMINGOS (REUTERS)

Estados Unidos ya tiene candidato para dirigir el Banco Mundial. Se trata de Jim Yong Kim, presidente de la Universidad de Dartmouth. La tradición seguida desde la creación del organismo con sede en Washington dicta que el nominado por el Gobierno estadounidense será el próximo presidente. Pero los países emergentes están dispuestos a plantar cara a la mayor potencia del mundo y hacerse con el mando de la institución que debe velar por los países más pobres del planeta, cuando este verano Robert Zoellick deje el cargo.

La elección del presidente Barack Obama de su candidato a dirigir el organismo ha causado sorpresa y se produce justo antes de que emprenda su viaje a Corea del Sur la próxima semana, de donde es originario el académico. Antes de presidir el reconocido centro académico de la Ivy League, uno de los más importantes de EE UU y del mundo, Kim fue profesor de Medicina Social y presidente del departamento de Medicina Global en Harvard. Tiene dos décadas de experiencia en la mejora de la salud en los países en desarrollo y dirigió el departamento de Sida en la Organización Mundial de la Salud.

Jim Yong Kim dirigió el departamento de Sida en la Organización Mundial de la Salud

Kim nació en Seúl en 1959, y a los cinco años de edad emigró a EE UU junto a su familia. Aunque está formado en el ámbito de la medicina, en el seno de la Administración Obama destacan que es una figura relevante en el mundo sanitario y cuenta con una experiencia internacional que permitirá encarar la batalla de los países emergentes, muy descontentos con el proceso que hasta ahora se ha llevado por el control del organismo.

El presidente Barack Obama, acompañado por el candidato y el secretario del Tesoro de EE UU, Tim Geithner, considera que su elección es la adecuada para dar continuidad al legado de Robert Zoellick, al que agradeció el trabajo hecho durante estó cinco años al frente del organismo. Y destacó el papel que desempeña la salud de la población en la prosperidad de los países. Obama aprovechó para decir que la historia personal de Kim es un "ejemplo de la diversidad" de EE UU y muestra que "cualquier puede conseguirlo si trabaja duro y se preocupa por los demás". También mencionó su handicup en golf.

Más información
Zoellick dejará la presidencia del BM a finales de junio

El bloque de países africanos apuesta por la ministra nigeriana de Finanzas Ngozi Okonjo-Iweala. Y Brasil, desde el bloque de América Latina, defendía la figura del colombiano José Antonio Ocampo. Pero Colombia apuesta más por hacerse con la presidencia de la Organización Internacional del Trabajo. La posición de Europa se desconoce, aunque debería alinearse con EE UU, como respuesta al apoyo que dieron desde Washington a Christine Lagarde para alcanzar la dirección ejecutiva del Fondo Monetario Internacional.

El elegido por Washington no figuraba en la pequeña lista de candidatos de la Administración que preside Barack Obama. Entre los supuestos aspirantes se citaba al exsecretario del Tesoro, Larry Summers, el economista Jeffrey Sachs, a la ejecutiva de origen indio y consejera delegada de PepsiCo, Indra Nooyi, o la embajadora ante las Naciones Unidas, Susan Rice. Pero al final ha sido el presidente de la prestigiosa Universidad de Dartmouth quien optará al cargo. EE UU es el mayor accionista del organismo, por lo que con el apoyo del bloque europeo le sería suficiente para que la candidatura de su nominado prospere.

El consejo ejecutivo del Banco Mundial ya dijo a mediados de febrero que el proceso de selección del nuevo presidente será “transparente” y se basará en los “méritos” de los candidatos. Y estableció los siguientes criterios: los nominados deben mostrar capacidad de liderazgo, experiencia en la gestión de grandes organizaciones internacionales, conocimiento del sector público, compromiso con el multilateralismo y el desarrollo, imparcialidad, objetividad, capacidad comunicativa y diplomática.

La voz es cada vez mayor para que se rompa con el duopolio de EE UU y Europa en las instituciones creadas en la conferencia de Bretton Woods en 1944. La idea es que tras el fin del proceso de presentación de candidaturas esta tarde, el directorio de la entidad haga una primera criba que permita la selección de los que serían los tres finalistas a ocupar el puesto. El elegido se presentará en la próxima Cumbre de Primavera en abril. El mandato de Robert Zoellick al frente de la institución expira el 30 de junio.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS