Fitch se suma a S&P y rebaja la nota de solvencia de Grecia a "impago restrictivo"

El nuevo nivel supone la confirmación de impago pero no la quiebra o bancarrota del emisor

Sede de la agencia de calificación de riesgos Fitch.
Sede de la agencia de calificación de riesgos Fitch.EFE

La agencia de calificación Fitch ha sido la primera de las tres grandes del negocio de la medición de riesgos en reaccionar al cierre del acuerdo entre Grecia y sus acreedores para reducir en un 53% la deuda del país. Según ha comunicado hoy la sociedad, ha rebajado la nota de solvencia del país desde C, lo que ya era considerado como bono basura, a "impago reestrictivo" o RD. Con esta decisión, se suma a la que ya tomó Standard & Poor's a finales de febrero, que en su caso optó por considerar la situación como un "impago selectivo" o SD.

La decisión, que ya estaba prevista, supone hundir aun más el rating del país en el nivel restringido a los especuladores y con una calidad de inversión deficiente. De hecho, la categoría de RD, que en realidad es una variante de D (default) es la última de todas las posibles. Sus colegas de Moody's, la tercera del triunvirato que domina este mercado, seguirán el mismo camino con toda probabilidad en próximas fechas.

Según explica Fitch, la nota de RD equivale a la confirmación de impago, pero no la quiebra o bancarrota del emisor, que en este caso es Grecia. El hecho de que el canje haya sido voluntario, argumentó la agencia en su día, no evitaba que la decisión supusiera dejar de pagar en tiempo y forma los intereses y el principal comprometido. Con vistas al futuro, Fitch avanza que revisará la nota -y probablemente la subirá- cuando la operación se haya realizado completamente.

Más información

Con el canje de deuda, que pasará a la historia como la mayor reestructuración de deuda soberana, los acreedores cambiarán sus bonos por unos nuevos con un valor inferior, un interés más bajo y mayor plazo de vencimiento. Aunque la quita es del 53% sobre el papel, el aumento del plazo y el recorte en la rentabilidad se traduce en pérdidas reales del 74% del valor de la inversión. Por el lado contrario, Grecia conseguirá reducir su deuda pública en más de 100.000 millones de euros.

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50