Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los grandes bancos respaldan "la mayor reestructuración de deuda de la historia"

El Instituto Internacional de Finanzas promueve el canje de bonos griegos acordado en Bruselas

El Ejecutivo griego plantea a los inversores privados una quita del 53% en títulos a largo plazo

El presidente del IIF, Charles Dallara, anima a "estudiar cuidadosamente" la oferta

Charles Dallara, director general del IIF, en Zurich, a finales de enero.
Charles Dallara, director general del IIF, en Zurich, a finales de enero. REUTERS

El Instituto Internacional de Finanzas, que representa a los grandes bancos internacionales y ha negociado en su nombre la quita de deuda griega, ha avalado el acuerdo alcanzado esta madrugada en Bruselas, más exigente  para los inversores privados. "Si se concluye con éxito, el canje de bonos será la mayor reestructuración de deuda soberana de la historia y podría llevar a la reducción de 107.000 millones de euros de la deuda griega", señaló en un comunicado el IIF después de que el Eurogrupo aprobara el segundo rescate para Grecia.

El acuerdo, en virtud del cual la banca asumirá, de forma voluntaria, una quita del 53,5 % sobre el valor nominal de los bonos helenos, permitirá además reducir el montante de la deuda a refinanciar entre 2012 y 2020 en unos 150.000 millones de euros.

La pérdida para los inversores ronda el 75% de lo que esperaban ganar con los bonos

La propuesta de Grecia incluirá cupones "muy por debajo" de los habituales en el mercado, por lo que mejorará aún más la sostenibilidad de la deuda griega, señalaron el director general del IIF, Charles Dallara, y Jean Lemierre, el asesor del presidente de BNP Paribas, en el comunicado.

Los nuevos bonos pagarán un tipo de interés del 2 % de 2012 a 2015, del 3 % de 2015 a 2020 y del 4,3 % de 2020 a 2042. Por cada bono griego se condonará el 53,5 % del importe principal, el 31,5 % será canjeado por nuevos bonos griegos con vencimientos de entre 11 y 30 años. El restante 15 % serán títulos emitidos por el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) con un vencimiento de 24 meses.

El éxito del rescate depende de que se culmine esta suspensión de pagos pactada

El fondo europeo proporcionará incentivos a la banca que se acoja al plan por valor de 30.000 millones de euros, aportará además 35.000 millones en garantías que servirán para asegurar que el BCE siga aceptando bonos griegos y otros 5.500 millones para facilitar al Gobierno griego que refinancie la operación.

El IIF recomendó a todos los inversores, más allá de los grandes bancos que representa, estudiar "cuidadosamente" la oferta. "El acuerdo contribuirá a los esfuerzos más amplios de la eurozona para resolver los problemas de la deuda soberana, mientras apoya el crecimiento global y la estabilidad financiera", afirma el comunicado de Dallara y Lemierre.

Para los inversores privados, si aceptan el canje, la pérdida puede alcanzar entre el 70% y el 75% de lo que esperaban ganar, al quedarse con bonos con plazos de vencimiento más amplios y tipos de interés más bajos. Esta suerte de suspensión de pagos pactada, que debe formalizarse en los próximos días, es una pieza clave en los planes de Bruselas para reconducir la deuda pública griega a niveles sostenibles.