Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caldera califica la reforma aprobada por el Gobierno como un "decretazo"

El portavoz socialista en la Comisión de Empleo del Congreso dice que la medida no creará empleo

Duran Lleida cree que las medidas están "bien orientadas" aunque pueden suponer una huelga

BNG y Compromís lamentan que esté hecha para contentar únicamente a la patronal

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, y de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo. Ampliar foto
El secretario general de UGT, Cándido Méndez, y de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo. JULIO MUÑOZ (EFE)

El portavoz socialista en la Comisión de Empleo del Congreso, Jesús Caldera, ha calificado de "decretazo" el decreto ley de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral aprobado hoy por el Consejo de Ministros y ha remarcado que esta norma solo sirve para incentivar el despido, por lo que no creará empleo.

Caldera ha subrayado que se estudiará "a fondo" el texto y elaborará un "análisis sosegado" del mismo, aunque ha advertido al Gobierno de que existen una serie de elementos como la reducción de la indemnización por despido de 45 días a 33 días por año trabajado en los que no van a coincidir. Asimismo, ha subrayado que no ha existido ningún tipo de consulta por parte del Ejecutivo ni con los interlocutores sociales, ni con el Parlamento, algo que para el socialista "deja mucho que desear".

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, también ha expresado su rechazo. "Propicia la destrucción de empleo en un año que se prevé complicado para el mercado de trabajo", ha asegurado. También ha lamentado que se tome una decisión de este calado "sin siquiera pedir un informe a las organizaciones sindicales, algo que ha acompañado todas las modificaciones laborales desde los años setenta".

La reforma laboral propicia la destrucción de empleo en un año que se prevé complicado

José Antonio Griñán, presidente de la Junta de Andalucía

El portavoz del PSC, Jaume Collboni, ha indicado que la reforma es "tan dura y agresiva como era previsible". Ha destacado que no servirá para crear empleo sino para favorecer el despido. Collboni ha insistido en que es una medida "regresiva" e implementa las tesis más neoliberales del PP para contentar a los sectores de la misma ideología que, a su juicio, dominan la Comisión Europea. Además, ha advertido que prima la privatización de los servicios públicos de colocación: "Puede tener como consecuencia que no solo la salud y la educación sean un negocio, sino también la búsqueda de empleo, lo que es esencialmente grave".

El coordinador de IU, Cayo Lara, considera necesario que haya una serie de movilizaciones en la calle con el fin de "parar este nuevo entuerto" contra los derechos de los trabajadores. "Hacemos un llamamiento a la movilización para responder en la calle lo que es un ataque a los derechos laborales", ha señalado, a la vez que añadía que resulta esencial "conquistar con la movilización la marcha atrás que debe dar el Gobierno".

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, se ha mostrado favorable a la nueva normativa laboral porque "está bien orientada" al introducir más flexibilidad, fomentar los contratos parciales, primar los convenios de empresa, fijar el despido procedente en 20 días y situar el contrato de fomento de empleo en 33 días, entre otras propuestas. No obstante, cree que la reforma le va a costar una huelga al Gobierno y que hay que realizar un plan de choque para fomentar el empleo a corto plazo. En una carta web, ha asegurado que no avanzará la posición definitiva de CiU hasta conocer al detalle el texto.

Los sindicatos CC OO y UGT se reunirán mañana para realizar un balance conjunto del texto

El portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, ha destacado que una de las mayores "reservas" que tiene su partido en cuanto a las nuevas medidas adoptadas por el Gobierno es que "supone una recentralización en toda regla de la negociación colectiva". En su alocución de esta tarde, ha advertido de que no será "la panacea" para resolver el problema del paro.

ERC ha valorado muy negativamente la reforma y ha advertido que "abaratar el despido", como prevé el decreto ley, "facilita la salida y no la entrada al mercado de trabajo", por lo que ha cuestionado que pueda servir para generar empleo. Según indica en un comunicado el portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Alfred Bosch, lo que provocará la reforma laboral es que sea "más fácil despedir a gente a partir de ahora", puesto que "pasamos a la indemnización de 33 días por año trabajado", lo que considera una equivocación.

Los autónomos aplauden la reforma aunque creen que serán necesarias más medidas para fomentar el autoempleo juvenil

El Bloque Nacionalista Galego (BNG) ha mostrado su descontento. La diputada en el Congreso de los Diputados Olaia Fernández ha dicho que la reforma está hecha "al servicio y medida de los intereses de la patronal". También ha resaltado que es "extremadamente agresiva con los trabajadores y traerá más paro".

El diputado de Compromís-Equo en el Congreso, Joan Baldoví, tampoco se ha mostrado de acuerdo con las medidas adoptadas esta mañana por el Gobierno. "Es una claudicación  más del Ejecutivo a la gran patronal, a los más poderosos que dirigen la agenda política del PP, como estamos viendo y comprobando últimamente en todos los acuerdos que toma el Gobierno y el Partido Popular en la Cámara Baja". Baldoví también ha apuntado en un comunicado que "Rajoy, una vez más, no ha dado la cara".

Amaiur también se ha pronunciado. Ha considerado que supone "una profunda restructuración del mercado de trabajo que tiende a recortar y abolir muchos de los derechos y conquistas sociales alcanzadas en los últimos 50 años". En un comunicado, la coalición nacionalista ha opinado que la reforma "deja, si cabe, más desprotegida a la clase trabajadora frente a los abusos de la patronal", por lo que merece una "contundente respuesta social".

Es la primera reforma profunda en democracia

Arturo Fernández, vicepresidente de la CEOE

Los sindicatos Comisiones Obreras y UGT han decidido posponer su opinión sobre la reforma hasta mañana. Las dos delegaciones sindicales, encabezadas por Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, ser reunirán mañana para realizar después un balance conjunto de las decisiones adoptadas.

CEOE y Cepyme han señalado que es "un paso adelante" para salir de la crisis. Ambas organizaciones han subrayado que es "imprescindible" y "sustancial" en la modernización de la legislación laboral. El vicepresidente de CEOE Arturo Fernández ha opinado que la reforma es "bastante profunda" y resultará "útil" para crear empleo. "Es la primera reforma profunda en democracia; la valoramos positivamente sin ningún triunfalismo", ha asegurado.

Los autónomos también han aplaudido la reforma, aunque creen que será necesario poner en marcha más medidas para fomentar el autoempleo juvenil. La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) ha valorado sobre todo la creación del nuevo contrato indefinido para empresas de menos de 50 trabajadores, los cambios en las bonificaciones para la contratación de jóvenes y parados de larga duración, la desaparición de rigideces y consiguiente aumento de la flexibilización en las relaciones laborales.