Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las tabletas electrónicas se abren hueco en la cesta de la compra del IPC

La revisión del INE incorpora también los miniordenadores y los discos duros portátiles

Se caen de la selección de bienes y servicios las películas de alquiler y los CD grabables

El 40% de las frutas y verduras y el 70% de las legumbres dejan de considerarse estacionales

Las portadas de varios periódicos en un iPad
Las portadas de varios periódicos en un iPad

El iPad y el resto de tabletas electrónicas se han colado en los hábitos de consumo de los españoles. De su irrupción han dado cuenta, por tierra, mar y aire, los medios de comunicación y las redes sociales en Internet. Pero ahora acaba de pasar el examen del Instituto Nacional de Estadística (INE): es una de las pocas novedades que ha incorporado a la cesta de la compra que le sirve para calcular el Índice de Precios de Consumo, más conocido por IPC.

El INE rastrea, a partir de encuestas familiares, en qué se gastan los hogares su renta para determinar cuáles son los bienes y servicios más representativos. Y a partir de ahí estima las variaciones en los precios de consumo, una de las variables más determinantes en la economía de un país. La composición de la cesta de la compra, y el peso de cada componente en ella, se analiza año a año, aunque hay una revisión más profunda cada lustro, cuando se cambia de año de referencia en la serie estadística. Y en el IPC con base 2011, son los cambios tecnológicos los que concentran las novedades en esa cesta de la compra.

La fotodepilación y la depilación láser también son relevantes en el gasto de las familias

Además de las tabletas electrónicas, el IPC de enero, que se publicará el próximo miércoles, incorporará también la variación de precios en miniordenadores (notebooks) y discos duros portátiles. Tan significativo es lo que se mete en la cesta de la compra, como lo que se saca. Ya no se tendrá en cuenta el precio de las películas de alquiler (un servicio arrinconado por las descargas en Internet) ni de los CD grabables, una señal de lo efímero que puede ser el éxito de algunos soportes tecnológicos.

La cesta de la compra reflejará también incorporaciones en los servicios estéticos (triunfan la fotodepilación y la depilación láser), que ya ganaron peso en la anterior revisión (cirugía estética y productos dietéticos), y el uso más frecuente de los logopedas. Destaca, además, que un 40% de las frutas y verduras, y un 70% de las legumbres, dejan de ser considerados productos estacionales, al estar disponibles todo el año en el mercado, por obra y gracia de los invernaderos y las importaciones.

Los precios energéticos vinculados a la vivienda ganan peso en la cesta de la compra del INE

En cuanto al peso de los bienes y servicios en la cesta de la compra, destaca la mayor ponderación de los precios energéticos vinculados a la vivienda, y la pérdida de relevancia del gasto en telefonía y vestidos y calzados, por el prolongado descenso de los precios. La huella de la crisis se deja notar en un mayor peso de las marcas blancas en la alimentación.

El IPC se calculará cada mes mediante la recogida de 220.000 precios en unos 29.000 establecimientos de 177 municipios.