Las eléctricas preparan propuestas para acabar con la deuda acumulada

Perfilan sus propuestas de revisión del sistema al nuevo Gobierno Barajan subidas de peajes del 30% en 2012

Líneas de alta tensión.
Líneas de alta tensión.VINCENT KESSLER (REUTERS)

El sector eléctrico tiene un inmenso problema: 24.000 millones de euros acumulados como déficit en la última década. El problema pesa como una losa sobre el sistema. Lo que es peor: no parece haber una solución satisfactoria más allá de exprimir al consumidor. Tan apurada es la situación que la Comisión Nacional de la Energía (CNE) ha abierto una consulta pública para que quien lo desee haga llegar al organismo regulador sus propuestas para acabar con el problema. Lógicamente, las empresas del sector han reaccionado con rapidez. Quieren que su mensaje llegue con rapidez al nuevo ministro de Industria, José Manuel Soria. Cada empresa hará sus propuestas y, además, la asociación que las agrupa, Unesa, argumentará ante la CNE la posición del sector. Para Soria, que ha paralizado el pago de primas a las nuevas instalaciones de energías renovables, habrá un mensaje: la moratoria renovable va en la buena dirección, pero no es suficiente. El desarrollo de esa idea conllevará, al menos, la propuesta para revisar la instalación de centrales termosolares (1.200 MgW previstos hasta 2013) y las primas que conllevan.

Más allá del desarrollo de las renovables, que según las asociaciones (UNEF, ASIF, APPA etc) están ahogadas tras la moratoria decidida por Soria, las eléctricas piden revisar las tasas regionales a la producción y cuestiones como el bono social (para consumidores domésticos con potencias inferiores a 3KW, familias con todos sus miembros en paro o pensionistas con prestaciones mínimas). En general, son las reclamaciones de siempre, incluida la del llamado céntimo verde a los carburantes para financiar el desarrollo de las renovables. Pero con una particularidad. Ahora se dirigen a un nuevo Gobierno que, al menos en dos decisiones: la paralización del sistema de primas a las energías limpias y el nuevo enfoque del negocio nuclear, ha seguido las ideas del ala más conservadora del PP. Por supuesto, para acabar con el déficit se da por descontado que las tarifas tendrán que subir. ¿Cuánto? En la parte regulada (que supone alrededor del 45% de la factura), al menos un 30% este año y más del 15% el siguiente.

El debate está servido. Todo mientras Industria ultima la regulación del autoconsumo de electricidad que puede ser una válvula de escape para las presiones acumuladas en el sector de renovables al favorecer la instalación de paneles solares fotovoltaicos en las casas, al estilo de lo que sucede en Alemania o Japón. Pero esa es otra historia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción