Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
El fin de una aerolínea

Vueling se dispara en Bolsa al asumir los vuelos de Spanair

La socia de Iberia anuncia 33 nuevas frecuencias y que abrirá cinco rutas. -Sus acciones suben un 24%

El cierre de Spanair ha dejado en tierra a al menos 22.000 pasajeros y sin trabajo a unas 4.000 personas pero, también, un jugoso bocado para sus rivales: 4,3 millones de usuarios en El Prat el año pasado y otros 2,8 millones en Barajas. Ante semejante pastel, los inversores están apostando hoy por Vueling, que ya es la primera en el aeropuerto de Barcelona por número de viajeros, como principal beneficiada del cierre de su rival al asumir buena parte de sus rutas. Fruto de ello, las acciones de la aerolínea presidida por Josep Piqué han subido un 25% a 5,1 euros.

También Iberia ha mejorado su cotización, aunque con muchas menos fuerza al avanzar un 0,43% (09.45). De hecho, se ha dado la vuelta arrastrada por las ventas sobre el conjunto del Ibex y a las 12.00 se dejaba un 0,90%. La aerolínea socia de British Airways en IAG, que es como cotiza en la Bolsa española, afronta hoy su séptima jornada de huelga de los pilotos contra la creación de la aerolínea de bajo coste Iberia Express.

Los títulos de Ryanair también han acabado por ceder a las ventas y a media mañana se dejaban un 1,5% en la Bolsa de Dublín. En su caso, sin embargo, el lastre ha sido la publicación de resultados correspondientes a su tercer trimestre fiscal, aunque estos han recogido beneficios. La aerolínea irlandesa de bajo coste irrumpió en el panorama barcelonés en septiembre de 2010. Sus agresivas campañas de precios pusieron más complicadas las cosas a sus competidoras. Sobre cuál será su apuesta tras el cierre de Spanair, que esta mañana ha presentado concurso de acreedores con una deuda de 300 millones, la compañía irlandesa tiene prevista una rueda de prensa en las próximas horas.

Vueling, participada por Iberia en un 45,8% y que en 2011 transportó a 7,7 millones de viajeros desde el aeropuerto de Barcelona, ha confirmado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que tiene previsto incrementar su oferta de plazas en verano en un 50% en El Prat. Esto supone que se hará cargo de unos 3,8 millones de usuarios que hasta ahora volaban con Spanair, el 90% del total. En toda la red española, el avance frente a la temporada estival de 2011 será del 25%. Para ello, la aerolínea ha anunciado que dará prioridad a los empleados de Spanair en sus contrataciones.

Según añade Vueling en la nota, con esta decisión incorporará 33 nuevas frecuencias en vuelos ya programados y cinco nuevas rutas: desde Barcelona, Berlín y Hamburgo, y desde Bilbao, Tenerife, Las Palmas y Lanzarote en Canarias. "Esta ampliación de la operativa permitirá continuar con los planes de crecimiento de Vueling ya iniciados para esta temporada de verano y consolidará su posición de liderazgo en Barcelona", destaca la aerolínea.

La aerolínea, que ya tenía previstos cinco aviones nuevos antes de la quiebra de Spanair, estudiará ahora nuevos contratos, pero por ahora no está interesada "en ningún activo en especial" de Spanair, según informa Clara Blanchar.

"Al suponer la desaparición de un competidor, creemos que son buenas noticias para todas las aerolíneas operando, sobre todo, en el Prat-Barcelona, y en especial para Vueling, que tiene su hub principal (centro de operaciones) en dicho aeropuerto", ha resumido el broker Banesto, que recomienda comprar las acciones de Vueling y les asigna un precio objetivo de 9,60 euros frente a los 5 euros de hoy. Los analistas de Fidentis también han elevado su rango potencial a entre 8 y 10 euros.

Ryanair tampoco dejará pasar la oportunidad. La empresa todavía no ha levantado sus cartas, pero hace unas semanas, cuando presentó sus rutas desde Girona dijo que su intención era crecer mucho en El Prat. "Si la Generalitat deja de una vez de malgastar el dinero en Spanair, estamos en posición de coger alguna de sus rutas", lanzó Michael Cawley, vicepresidente de la compañía.

Hoy, su director financiero, Howard Millar ha afirmado en la presentación de resultados que el cierre de Spanair permitirá ampliar sus vuelos en España, aunque ha descartado pujar por la aerolínea ahora en suspensión de pagos.