La crisis del sector del automóvil

Las ventas de coches cierran su peor año desde 1993

Las matriculaciones caen un 17,7% con 808.059 unidades en 2011. -El sector de lujo que se dispara un 83% y los todoterrenos pequeños son los únicos que logran mejorar

La venta de coches en España ahonda sus mínimos. Según han informado hoy las asociaciones automovilísticas de fabricantes (ANFAC) y de vendedores (GANVAM), las matriculaciones de turismos en 2011 alcanzaron las 808.059 unidades, un 17,7% menos con respecto al ejercicio de 2010. Este registro anual es el segundo más bajo de la historia desde la puesta en marcha de las citadas estadísticas y sólo se ve superado a la baja por las 792.500 matriculaciones registradas en 1993. No obstante, ni la población que había entonces -39,8 millones de personas frente a los 47,2 millones actuales- y sobre todo el parque automovilístico de hace 18 años, son los mismos.

Por tipo de vehículos, solo los coches de lujo, los todoterrenos pequeños y los monovolúmenes grandes consiguen mejorar. En el primer apartado, el aumento de las ventas se dispara con un avance del 83%, aunque con respecto al conjunto siguen representando una muy pequeña del parque de coches que hay en España con 2.456 unidades. Si a esta cifra se le suman los todoterrenos considerados de lujo, que caen un 1,35% con 9.153 matriculaciones, el total de vehículos de alta gama vendidos en España en 2011 asciende a 11.609 unidades.

Más información

En cuanto a la comparación mensual del total de las ventas, diciembre se cerró con 66.458 matriculaciones que, comparadas con las 68.942 del mismo periodo de 2010, implican un retroceso del 3,6%. Este ritmo de caída supone una moderación con respecto a los meses previos, lo que apunta a que el frenazo del sector está tocando fondo. Pese a ello, ni el camino recorrido a lo largo de este ejercicio ni lo que está por venir dejan margen para el optimismo.

Así, la caída registrada en diciembre supone que en los últimos 18, 11 se han cerrado en rojo. En cuanto al balance anual, con 2011 se acumulan tres años con las matriculaciones por debajo del millón de unidades. Este nivel de ventas, según recuerdan los fabricantes y vendedores, está muy lejos del potencial del mercado, que en base a sus cálculos está en 1,3 millones de vehículos.

Por canales de ventas, el análisis de los datos de 2011 arroja un fuerte deterioro de las matriculaciones de particulares con 387.831 unidades, lo que supone un retroceso del 33,6%. Por tanto, si antes de la crisis, en 2007, los particulares acaparaban en torno al 60% de las ventas, ahora se limitan al 48%. Por el lado contrario, las empresas alquiladoras incrementaron sus adquisiciones en un 4,3% con 141.147 unidades gracias a la resistencia del sector turístico español, al que van destinados buena parte de sus vehículos. También mejora el canal de empresas con 279.081 matriculaciones, un 6,3% más.

En cuanto a las ventas por comunidades, las matriculaciones bajaron en todas ellas salvo sólo Baleares (con un avance del 2%) y Canarias (con un alza del 2,3%), por el efecto del turismo, y Madrid (4,5%), por las ayudas específicas. Los peores comportamientos anuales se dieron en Extremadura, con un descenso del 36,3%; Galicia, con el 33,8%; Castilla-La Mancha, con el 32,9%; Navarra, con el 32,3%; y Castilla y León, con el 32,1%.

Con vistas al futuro, Anfac y Ganvam ya han expresado su "gran preocupación" por el próximo ejercicio, en el que esperan que las ventas de coches no lleguen ni siquiera a 800.000 unidades. Este deterioro, además, tendrá impacto en las cuentas públicas, algo que los fabricantes y vendedores esgrimen entre sus argumentos para reclamar una mayor implicación del Gobierno en solucionar la crisis que atraviesa el mercado de la automoción. La caída de las ventas, recuerdan, también tendrá efecto en el empleo dada la alta cantidad de mano de obra intensiva que necesita el sector.

En opinión de Arancha Mur, directora económica de ANFAC, "la debilidad del mercado interno, además de las consecuencias importantes para el envejecimiento del parque, tiene una influencia directa en la reducción de los ingresos fiscales que obtienen las Administraciones Públicas". Según sus cálculos, en 2011 se dejaron de ingresar cerca de 450 millones de euros por las menores ventas.

Desde Ganvam, su presidente, Juan Antonio Sánchez Torres, ha advertido de que "la crisis y la falta de financiación han reducido las matriculaciones a la mitad frente a los niveles previos a la crisis". En el último año, además, recuerda que la crisis en las ventas han avocado al cierre de medio millar de empresas, lo que se ha saldado con la pérdida de 5.000 puestos de trabajo. En su opinión, la puesta en marcha de un plan de ayudas a la compra -"que no es incompatible con las recientes políticas de reducción del gasto"- contribuiría a recaudar más vía otros impuestos derivados de la venta y uso del automóvil.

Los aparcamientos de algunas  plantas de producción  ilustran la caída de las ventas de automóviles.
Los aparcamientos de algunas plantas de producción ilustran la caída de las ventas de automóviles.CLAUDO ÁLVAREZ
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción