Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

2012 arranca con subidas de gas y correos mientras se congelan la luz y el butano

Los precios de las hipotecas y los peajes de las autopistas también suben

Las tarifas de los principales servicios básicos como las hipotecas, el gas, los peajes y las tarifas de Correos vuelven a subir a partir de este domingo 1 de enero a pesar de que España sigue inmersa en la crisis económica y de que las empresas y el Gobierno siguen apelando a la moderación y congelación salarial como receta para hacer frente al ajuste. Se congelan los precios de la luz y el butano, el sueldo de los funcionarios y el salario mínimo y se incrementan pensiones e impuestos.

Los precios de los servicios más básicos seguirán subiendo en un año que parte con una inflación que previsiblemente cerrará diciembre en el 2,4% en tasa interanual después de haberse situado en el 2,9% en noviembre, una cifra superior a algunos de los aumentos que registrarán servicios.

Suben las tarifas para los peajes de las autopistas -un 3,2 % de media según el sector- de las 27 carreteras que controla la Administración central, mientras que las autonomías deben fijar los precios para el resto. Aún está pendiente de cuantificar la variación de las tarifas de Renfe y del transporte de pasajeros por carretera de larga distancia.

En la partida de suministros energéticos, el Ministerio de Industria, Turismo y Energía sí que ha detallado sus decisiones para el primer trimestre del año, en el que sólo subirá el gas. Desde el primer día del año los consumidores de gas natural acogidos a tarifa regulada, unos 3 millones, verán incrementada su factura un 0,5 % de media. Este incremento supondrá, según Industria, una subida de la factura trimestral para un consumidor tipo de 0,57 euros. En concreto, la TUR 1, un hogar que utiliza el gas natural sólo para el agua caliente, aumenta un 0,9 % y la TUR 2, hogares con agua caliente y calefacción, sube un 0,3 %.

Por el contrario, el Gobierno ha optado por mantener la tarifa eléctrica de último recurso (TUR), a la que se acogen unos 20 millones de consumidores, y la bombona de butano, con unos 7 millones de clientes, y que seguirá costando 15,09 euros. El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha optado por mantener los precios antes de hacer una revisión completa de los costes del sistema eléctrico y buscar soluciones para atajar el abultado déficit de tarifa, que ya supera los 22.000 millones. En marzo, volverán a revisarse todas las tarifas energéticas.

El Impuesto de Hidrocarburos, por su parte, se incrementará en 2,8 céntimos de euros por litro para los transportistas profesionales, tanto de viajeros como de mercancías, a partir del próximo 1 de enero, lo que, según sus datos, les supondrá un aumento de la fiscalidad del 9,27%.

Correos subirá un 2,86% el precio de los sellos para el envío nacional de cartas y tarjetas postales normalizadas y de hasta 20 gramos de peso a partir del próximo 1 de enero, cuando pasará a costar 0,36 euros, frente a los 0,35 euros actuales, informó la sociedad postal. El encarecimiento de este sello, el más utilizado, será así algo superior a la inflación (2,4%) y en línea con el registrado el pasado año, también de un céntimo de euro.

Se mantiene por cuarto año consecutivo la cuota de abono que cobra Telefónica a sus clientes, en 13,97 euros al mes. A partir de hoy, la velocidad mínima de acceso a Internet se garantiza para todos en 1 mega por segundo. Desde Telefónica, que es la operadora que ofrece el servicio universal, calculan que alrededor de 200.000 ciudadanos, que hasta ahora no podían acceder a Internet a 1 mega, pueden pedir el servicio con un coste de 19,9 euros al mes más la cuota de línea mensual.

Por su parte, el Euríbor, índice al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas en España, ha cerrado el año en el 2,004%, es decir, el mínimo en tasa mensual desde el pasado mes de marzo (1,924%), tras superar esta barrera en nueve meses de 2011. Sin embargo, sigue estando casi medio punto porcentual por encima del mismo mes de 2010, de forma que una hipoteca media de 120.000 euros a un plazo de 20 años y un interés de Euríbor más 1%, la cuota mensual experimentaría un incremento de unos 30 euros, esto es, 360 euros más al año.