Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los precios se moderan al cierre del año con una subida del 2,4%

Los precios cierran el año con una subida del 2,4%, según el dato adelantado ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La cifra, que deberá confirmarse el próximo 13 de enero, supone una fuerte desaceleración respecto del 2,9% en que concluyó el pasado noviembre. La bajada de los precios de los carburantes y lubricantes en diciembre, más el mantenimiento del precio del tabaco son, según Estadística, las causas de este descenso.

El desplome de medio punto en los precios es el más importante desde mayo de 2009 en que la tasa interanual de la inflación se recortó 0,7 puntos. Por aquellas fechas, la economía española había entrado en un periodo de deflación, es decir, caída de precios, situación que se prolongó durante ocho meses. La deflación coincidió con el largo periodo de recesión que vivió la economía española y que se prolongó durante siete trimestres, entre el segundo de 2008 y el cuarto de 2009.

Ahora la economía española puede encontrarse en una situación también de recesión, tal como ha señalado el ministro de Economía, Luis de Guindos, al poco de tomar posesión del cargo y ha ratificado el pasado jueves el Banco de España. Tanto desde la esfera oficial como entre los analistas privados se da por seguro que el periodo recesivo se prolongará durante al menos el primer trimestre de 2012.

La previsión tiene ahora más argumentos si se tiene en cuenta la subida en todos los tramos del IRPF que ayer aprobó el Gobierno y que entrará en vigor el próximo mes de febrero en el caso de las retenciones sobre las nóminas y de forma inmediata en lo que afecta a las rentas del capital. Ello tendrá un efecto desalentador sobre el consumo privado, el principal motor de la economía, y muy posiblemente seguirá tirando hacia abajo de los precios a la baja. Además de pagar más impuestos los que trabajan, se superará la cifra de los cinco millones de parados, quizá ya en el trimestre que acaba de concluir.

La tasa del 2,4% registrada en diciembre es la más baja desde hace un año. Prosigue la senda descendente que arrancó este año con el pico máximo del 3,8% en abril de este año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de diciembre de 2011