Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

Sarkozy y Merkel dijeron a Monti que "si cae Italia cae el euro"

El Gobierno italiano revela parte de las conversaciones entre los líderes de la minicumbre de Estrasburgo

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, reconocieron ayer que "la caída de Italia" significaría "inevitablemente" el final del euro, según ha informado hoy el Gobierno italiano. En un comunicado, el Ejecutivo italiano ha informado de la cumbre celebrada ayer en Estrasburgo (Francia) entre el primer ministro italiano, Mario Monti, y los mandatarios de Francia y Alemania, y de cuyos resultados ha informado hoy Monti al Consejo de Ministros.

"Sarkozy y Merkel expresaron plena confianza en el presidente Monti y en su Gobierno y manifestaron su apoyo a Italia, asegurando ser conscientes de que la caída de Italia llevaría inevitablemente al final del euro, provocando un estancamiento del proceso de integración europea de consecuencias imprevisibles", reza la nota.

La cumbre de Estrasburgo, se añade, supuso "una calurosa bienvenida" para el nuevo primer ministro, así como "una explícita satisfacción por la renovada participación italiana, y la convicción del compromiso, por parte del tercer país más importante de la UE, del esfuerzo común dirigido a encontrar soluciones a la grave crisis financiera y económica de la zona euro".

En el encuentro, Monti "subrayó que Italia ha demostrado en su reciente pasado que ha llevado a cabo progresos significativos en materia de consolidación fiscal, mientras que el compromiso de hacer tal consolidación sostenible será ejecutado en un plazo breve a través de medidas de impulso al crecimiento".

Paralelamente, apunta la nota, confirmó a Merkel y Sarkozy el compromiso de alcanzar los objetivos establecidos, en particular el equilibrio presupestario en 2013), "identificando con claridad un programa de reformas estructurales equitativo pero incisivo que alcanzar con el consenso de los agentes sociales".

Este comunicado coincide con la primera jornada de subastas de deuda pública que ha llevado a cabo el Gobierno tecnócrata de Mario Monti, constituido la semana pasada tras la dimisión el pasado 12 de noviembre del anterior primer ministro Silvio Berlusconi. El resultado de la subasta de deuda contribuyó además a la escalada del rendimiento de los bonos a cinco y dos años en el mercado secundario, colocándose alrededor del 8 por ciento, así como el de los de diez años, en torno al 7,30%.