Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

Zapatero se queja en el G-20 de que Europa no tenga un verdadero banco central

El presidente atribuye a las carencias del instituto emisor parte de los problemas que sufre la deuda soberana de los países de la UE

El presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha quejado hoy en la cumbre del G-20 de que el Banco Central Europeo (BCE) no actúe como un verdadero banco central y ha atribuido a este hecho parte de los problemas que sufre la deuda soberana de los países de la UE, según fuentes de La Moncloa.

Zapatero, que ha intervenido en el almuerzo de los líderes de las principales potencias económicas del mundo inmediatamente después del primer ministro británico, David Cameron, ha recordado que el déficit y la deuda pública del Reino Unido son muy superiores a los de España y, en cambio, el interés que pagan sus bonos es muy inferior.

Para Zapatero, la explicación está en que el Banco Central de Inglaterra posee el 20% de la deuda británica, mientras que el BCE ha comprado menos del 1% de la deuda española. Los estatutos del BCE le imponen como tarea principal el control de la inflación y solo excepcionalmente ha comprado deuda de los países miembros de la UE.

En el que será su último G-20, Zapatero ha defendido que los planes de ajuste y consolidación fiscal como los que aplica España se vean acompañados, en los países con margen para ello, por planes de estímulo al crecimiento. También ha subrayado la necesidad de que las principales fuerzas políticas griegas lleguen a un acuerdo sobre el plan de rescate y ha añadido que, además de sacrificios, debe ofrecerse alivio y expectativas de futuro al pueblo griego.

Antes de comenzar el almuerzo, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se ha acercado a Zapatero, a quien ha saludado cordialmente.