Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno pospone al menos un año el fondo para financiar despidos

Salgado reconoce que "no es buen momento" para el incremento de los impuestos que precisa la medida

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, ha adelantado hoy que el Gobierno aplazará "de momento" un año la puesta en marcha del fondo de capitalización para el despido, similar al austríaco, porque exigiría una subida de las cotizaciones sociales o un aumento de recursos en los presupuestos. En una entrevista en TVE, Salgado ha confirmado así la noticia avanzada este fin de semana por EL PAÍS, que reveló que el Ejecutivo descartaba de momento la entrada en vigor de esta medida, uno de los pilares de la reforma laboral y que según el texto que salió del Consejo de Ministros debería estar en funcionamiento el 1 de enero de 2012.

El fondo de capitalización es un depósito que podrían utilizar los trabajadores en supuestos de despido o de movilidad geográfica para el desarrollo de actividades de formación o en el momento de su jubilación.

Salgado ha recordado que un estudio elaborado por expertos para el Ministerio de Trabajo señala que es mejor aplazar la entrada en vigor de ese fondo para más adelante, de momento, un año.

"No es buen momento" para elevar las cotizaciones, ha argumentado en referencia a las conclusiones de los asesores, que no consideraban que la situación económica permitiese el incremento impositivo necesario para financiar este fondo.

Por otra parte, la vicepresidenta ha asegurado que la incertidumbre vivida en el debate sobre la reforma de la negociación colectiva se debió al cambio de posición de un grupo parlamentario -que no ha citado-, que primero dijo que se iba a abstener y luego manifestó que votaría en contra. En este sentido, ha resaltado que el Gobierno y el PSOE hicieron su trabajo y negociaron con ese grupo para conseguir que se abstuviera.

Un "suplemento importante" para la OIT

El director del Instituto Internacional de Estudios Laborales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Raymond Torres, ha asegurado que el fondo de capitalización para el despido, podría constituir un "suplemento importante" a la reforma laboral en su objetivo de reducir la contratación temporal. "A primera vista la reforma laboral no ha servido para reducir la temporalidad, pero el modelo austriaco podría ser útil para la conversión de contratos temporales en indefinidos", ha explicado Torres en la presentación del informe titulado España. Empleos de calidad para una nueva economía.

El dirigente de la OIT ha matizado que la ausencia de acuerdo sobre cómo financiar el conocido como modelo austriaco, a partir del informe de la comisión de expertos, no quiere decir que este fondo no sea viable. Es más, Torres ha valorado la "innovación" del Gobierno con este fondo y consideró que podría llegar a ser un "modelo" en Europa.

Para el director del Instituto de Estudios Laborales de la OIT, los "beneficios" del fondo de capitalización para el despido revertirían tanto en empresarios como en trabajadores. Además, subrayó que impulsaría la movilidad laboral, al acumular un fondo que se puede mantener para la jubilación.

También ha valorado la solución "transitoria" contemplada en la reforma laboral hasta la implantación de este modelo, prevista para el 1 de enero de 2012, de que el Fogasa sufrague ocho días en caso de despidos procedentes, es decir tanto de contratos ordinarios (20 días de indemnización) o de fomento del empleo indefinido (33 días de indemnización).

La OIT subraya la "considerable" responsabilidad de la banca en la crisis

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) considera que España ha dado pasos "positivos" en materia de empleo, pero destaca la necesidad de que se adopten "nuevas medidas" para facilitar la transición a una economía más productiva y combatir así el "excepcional" aumento del paro.

En el estudio Empleos de calidad para una nueva economía, el organismo señala que el aumento del paro en España es el "más espectacular" de las economías avanzadas, y agrega que los jóvenes y los trabajadores con contrato temporal "se han visto afectados de forma desproporcionada".

El diágnostico de la OIT apunta que el "excepcional" aumento del paro en España es consecuencia de la coincidencia de la crisis mundial y del "agotamiento de un modelo de crecimiento desequilibrado". En este segundo aspecto, apunta a la banca: "El modelo de crecimiento, con sus desequilibrios, venía impulsado por un sistema financiero a la búsqueda de beneficios a corto plazo".

En este sentido, agrega que "muchos bancos regionales (las cajas de ahorros) invirtieron en exceso en el sector de la vivienda". Entre los pasos positivos que se han dado, la Organización Internacional del Trabajo destaca la Ley de Economía Sostenible, la reforma laboral, la reforma de las pensiones o la flexibilidad interna y la negociación colectiva.

Agett calcula que por cada tres trabajadores hay dos perceptores de prestaciones sociales

La crisis del mercado laboral ha provocado que por cada tres trabajadores que cotizan a la Seguridad Social haya dos perceptores de prestaciones por desempleo o jubilación, según un informe de la patronal de grandes empresas de trabajo temporal (Agett) divulgado hoy. De acuerdo con el avance del mercado laboral Afi-Agett, la crisis está reduciendo el número de afiliados y está incrementando el de personas en paro, lo que unido al envejecimiento de la población está deteriorando "considerablemente" el sistema de bienestar.

Desde que comenzó la crisis en 2007, la "tasa de soporte del sistema de bienestar (número de afiliados por cada perceptor de prestación por desempleo o jubilación) se ha reducido "drásticamente". Así, en el estudio de Afi-Agett se recuerda que en 2007 había casi dos afiliados por cada perceptor (1,88), cifra que bajó a 1,78 en 2008, a 1,54 en 2009 y a 1,45 en 2010, hasta llegar al 1,44 actual -que supone dos perceptores por cada tres afiliados-.

Más información