Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

Papandreu releva a su ministro de Finanzas para zanjar la crisis política griega

Evánguelos Venizelos sustituye al impopular Papaconstantinu, artífice del programa de austeridad

"Dejo Defensa para disputar una guerra real", dijo el nuevo ministro de Finanzas griego, Evánguelos Venizelos, tras tomar posesión de su cargo. No es el primero que desempeña en un Gobierno -hasta hoy era titular de Defensa-, pero sí el más complicado: evitar in extremis la quiebra. El último acto de la tragedia griega arrancó hoy con sustanciales modificaciones en el reparto -la fundamental, la salida de Finanzas del artífice del programa de austeridad, Yorgos Papaconstantinu, recolocado en Medio Ambiente-, pero con la misma trama que viene repitiéndose -y enredándose- desde hace semanas: un escenario de colapso inminente de la economía, y una crisis del sistema también desde el punto de vista político e institucional.

Con el nombramiento de Evánguelos Venizelos como titular de la cartera más comprometida del Gabinete, en pleno debate sobre un segundo rescate a Grecia y con otro plan de ajuste pendiente, la línea dura del gubernamental Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK) se impuso al pragmatismo del primer ministro, Yorgos Papandreu, que defendía la elección de un tecnócrata para ese cargo. Su opción era Lukas Papadimos, vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE) entre 2002 y 2010 y cuyo nombre ya había sonado en la anterior remodelación ministerial, en otoño, por lo que el nombre de Venizelos sorprendió a muchos. Como señalaba Yanis Varoufakis, profesor de Economía de la Universidad de Atenas, "dado que durante 24 horas nos han estado diciendo que Papadimos era el último recurso de Papandreu, el anuncio de que Venizelos ocupará el cargo desacredita al ministro de Finanzas incluso antes de haber puesto un pie en el ministerio".

El nombramiento de Venizelos, sin experiencia en la gestión de la economía, ha de verse como un intento de superar la crisis interna desatada en el PASOK por las impopulares medidas de austeridad adoptadas por Papaconstantinu al dictado de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI). "El primer ministro ha tenido que reemplazar a Papaconstantinu para apaciguar a su partido", explicaba a la agencia Reuters el analista Aléxandros Kritsis; "Venizelos es políticamente muy poderoso y puede ser una buena baza para la aplicación de la reforma fiscal, aunque no tenga experiencia en cuestiones financieras. Su nombramiento significa que el Gobierno quiere sacar adelante la moción de confianza" en el Parlamento, a la que Papandreu se prestó voluntariamente el miércoles tras fracasar su intento de formar un Gabinete de unidad nacional con el principal partido de la oposición, Nueva Democracia (centro-derecha). Su líder, Antonis Samarás, ha calificado la remodelación de "Gobierno con fecha de caducidad". Además de los ministerios de Finanzas y Medio Ambiente, también cambia de titular el de Exteriores, hasta ahora en manos del propio Papandreu y desde hoy encomendado al eurodiputado Stavros Lambrinidis.

Dos son las tareas inmediatas que debe atender el nuevo ministro de Finanzas. El domingo, Grecia buscará la aprobación de los ministros de Economía de la Eurozona a los cambios introducidos en el Programa de Estrategia Fiscal a Medio Plazo (2012-2015). El maquillaje del plan, pactado el miércoles en la comisión de Economía del partido, fue el último intento de Papaconstantinu de desactivar la crisis interna del PASOK. "El plan a medio plazo tiene que ser votado con las mejoras que ya ha aprobado la comisión. Debemos consensuar oficialmente esos cambios con nuestros socios" de la Eurozona, anunció Venizelos, en declaraciones a la televisión Mega TV.

El domingo también, a las seis de la tarde, empieza el debate parlamentario sobre la moción de confianza. El voto de los diputados está previsto para la medianoche del martes.

La Bolsa de Atenas reaccionó al alza en la apertura de la sesión de ayer, aunque acumula varios días de pérdidas. No es el único dato negativo sobre el estado de la economía griega. Coincidiendo con la crisis interna del PASOK, el Servicio Griego de Estadísticas dio a conocer los últimos datos sobre desempleo: el paro llegó al 15,9% en el primer cuatrimestre de 2011, frente al 11,7% en el mismo periodo de 2010. El desempleo es mayor entre las mujeres (19,5%, frente a13,3% masculino) y en la franja de edad comprendida entre los 15 y los 29 años: un 30,5 de los jóvenes griegos están desempleados (el 35,8% si son mujeres).