Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

Alemania pide que la deuda griega se prorrogue siete años

El ministro Schauble propone en una carta a sus colegas europeos y a Trichet una aportación "sustancial" de los tenedores de bonos al rescate

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schauble, considera que los tenedores de bonos deben contribuir de forma "sustancial" al segundo paquete de rescate para Grecia. Alemania propone un canje que las agencias de calificación crediticia pueden considerar un impago de la deuda, en contra de los deseos del Banco Central Europeo

Schauble, en una carta fechada el 6 de junio dirigida al presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, y a los otros ministros de Economía del euro, sostiene que los vencimientos de los bonos griegos deberían ampliarse siete años para dar tiempo al país azotado por la deuda para reformar su economía.

Cualquier acuerdo sobre el rescate en una reunión del Eurogrupo del 20 de junio "tiene que incluir un mandato claro para iniciar el proceso de involucrar a los tenedores de los bonos griegos", escribió Schaeuble en la carta.

La posición alemana choca con la postura de funcionarios de la Comisión Europea y con el BCE, que se oponen a cualquier cosa más allá de una extensión voluntaria de la deuda en su lucha por evitar un primer "impago" soberano en la zona del euro. Un canje de deuda ofreciendo condiciones que son "peores" que los de los títulos en vigor constituye un cambio coercitivo, y se considera un impago, según señaló la agencia Fitch esta semana.

Dado que la vuelta de Grecia a los mercados de capitales en 2012 no parece realista, Grecia necesita más ayuda para evitar "el riesgo real de la primera quiebra desordenada de la zona euro", escribió Schauble.

Mientras que el tamaño del paquete no se puede evaluar hasta que la llamada troika de funcionarios del Fondo Monetario Internacional, el BCE y la Comisión Europea presente su informe sobre la marcha de Grecia, es probable que sea "sustancial" y debe "implicar un reparto justo de la carga entre los contribuyentes y los inversores privados", dijo Schauble.

Extensiones de vencimiento

"Este proceso debe conducir a una contribución cuantificada y sustancial de los tenedores de bonos a los esfuerzos de apoyo, más allá de un puro enfoque del tipo Iniciativa de Viena", por el que en 2009, durante la crisis financiera, se animó a los bancos occidentales presentes en el este de Europa a mantener la financiación a sus filiales y a inyectar capital nuevo si era necesario.

"La mejor manera de lograr ese resultado es a través de un canje de bonos que conduzca a una extensión de los bonos soberanos griegos en circulación por siete años, dando a Grecia el tiempo requerido para aplicar plenamente las reformas necesarias y recuperar la confianza del mercado", dijo Schauble.

En Atenas, el primer ministro Giorgios Papandreu intenta vencer las crecientes protestas y la disidencia dentro de su partido a los recortes adicionales del déficit y la venta de activos para reducir gradualmente la mayor deuda de Europa.

El Gobierno griego se asegura el apoyo del Parlamento al nuevo plan de ajuste

El Gobierno socialista griego se ha asegurado la aprobación parlamentaria de los nuevos recortes y medidas de ahorro pactados con el Fondeo Monetario Internacional (FMI) y la UE para tratar de reducir el déficit y permitir que siga llegando ayuda económica del exterior.

El portavoz del Gobierno, Yorgos Petalotís, declaró que todos los diputados del gubernamental Pasok, con mayoría absoluta en el Legislativo, han dado su visto bueno a las propuestas del Ejecutivo.

Aunque varios medios griegos han asegurado que casi la mitad de los diputados de esa formación han manifestado objeciones a las nuevas medidas de austeridad, el portavoz insistió en que "no hubo ningún diputado que haya declarado que no ratificará el programa".

Más información