Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El clon ruso de Google se estrena en el Nasdaq

La tecnológica rusa Yandex, que cotiza bajo el símbolo YNDX, ha sacado a la venta 52,2 millones de acciones

Otro soplido a la nueva burbuja tecnológica. Yandex, conocida como la versión rusa del buscador Google, debuta en el mercado electrónico Nasdaq. Y lo hace cuando aún no ha pasado una semana del estreno en Wall Street del portal de contactos profesionales LinkedIn, que está logrando mantener el tipo tras el entusiasmo inicial generado por su salida a Bolsa.

La tecnológica rusa, que cotiza bajo el símbolo YNDX, ha sacado a la venta 52,2 millones de acciones. El precio de salida lo ha fijado en 25 dólares el título, lo que le ha permitido recaudar 1.300 millones de dólares de una tajada y valorar la compañía en unos 8.000 millones. Es un 20% más de lo que esperaban sus gestores en Moscú. Es la más importante desde Google.

La demanda, como con LinkedIn, fue muy alta. Es el buscador líder en Rusia y su salida a Bolsa recuerda al rompedor estreno de su rival china Baidu en 2005, un año después de hacerlo Google. Yandex controla el 65% de las búsquedas en Internet en el mercado ruso, lo que le permitió generar unos ingresos de 445 millones en 2010 y un beneficio de 135 millones.

En el arranque de la cotización, los títulos de la tecnológica rusa dieron un salto hasta los 36 dólares, lo que representa un alza del 45% sobre su precio de salida. La subida no es tan espectacular como la de LinkedIn pero sirve para mantener vivo el frenesí por la nueva generación de valores tecnológicos. Horas después, la subida se ha estabilizado en el 40%, hasta los 35 dólares.

Entre sus principales inversores se encuentra el fondo Tiger Global Management, de Chase Coleman. Es de los primeros que apostó la red social Facebook y que acaba de meterse en el capital de Peixe Urbano, el clon brasileño del popular portal de cupones de descuesto Groupon. Facebook y Groupon ultiman los preparativos para saltar al parqué.

LinkedIn empezó a cotizar en el New York Stock Exchange el jueves, operación con la que recaudó 352 millones. Ese día sus acciones tocaron los 122,7 dólares, frente a los 45 dólares en los que se fijó el precio de salida. La primera jornada en el parqué la cerró doblando su capitalización. Ahora se mueven en torno a los 88 dólares, tras perder el 5% el lunes.

La maniobra de Yandex coincide además en el tiempo con un verdadero desembarco de firmas tecnológicas chinas en Wall Street, como Renren (se compara con Facebook), YouKu (se presenta como el YouTube chino) y Dangdang (el equivalente a Amazon). A los inversores les interesan las firmas de países emergentes. Pero en esa arena los bandazos son comunes.

Y es que estos valores, aunque prometedores, están rodeados de incertidumbre por varios motivos. Por un lado, está el del fantasma de la burbuja. Por otro, el temor a que los gobiernos de China y Rusia introduzcan cambios en sus políticas que puedan restringir o mermar su negocio. Google conoce bien el impacto de la muralla china en sus operaciones.

La otra puntocom que los inversores no pierden de vista es Twitter, que también podría salir al mercado a final de este año o comienzos del próximo. El popular microblog tendría ya cerrada la compra de la plataforma TweetDeck, por más de 40 millones de dólares. Se trata de una aplicación que permite organizar en columnas los mensajes.