Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las dudas sobre capital limitan el nuevo perfil de las cajas

El supervisor descarta que la norma tenga imprecisiones

Las cajas ultiman sus estrategias para presentarlas hoy al Banco de España y cumplir con la nueva exigencia de capital impuesta por el Gobierno. De los nueve procesos en integración, cuatro intentarán ir a Bolsa o a inversores privados como primera opción para captar el capital que les falta (Bankia, Banca Cívica, Grupo BMN y Cajastur); otros cuatro recurrirán al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) con apoyo de inversores privados (CatalunyaCaixa, CAM, Unnim y Novacaixagalicia) mientras que Caja España-Duero negocia su fusión con Unicaja y no necesitará capital. Todas intentan evitar la entrada temporal del Estado, aunque las cuatro que recurren al FROB lo tendrán difícil.

Las entidades presentan hoy al Banco de España sus estrategias

El proceso es de gran complejidad porque exige pasar todos los activos financieros de las cajas a un banco de nueva creación que debe ser el que capte el dinero privado. Por si esta dificultad fuera pequeña, algunos abogados y consultores que están en la cocina de estas operaciones se han encontrado con un problema inesperado.

El escollo surge cuando se divide la entidad en banco bueno (con los mejores activos) y banco malo (con las propiedades inmobiliarias, suelos, créditos morosos, bonos y obligaciones). El real decreto del Gobierno no preveía esta división y solo dice que para rebajar la exigencia de capital principal del 10% al 8% debe colocarse entre inversores más del 20% de las acciones del banco "al que hayan aportado su negocio financiero".

En el caso de la fusión de Caja Madrid-Bancaja y cinco entidades más, la entidad que agrupa todo el negocio financiero es el Banco Financiero y de Ahorros (BFA). Bankia, el banco que está previsto que salga a Bolsa, es una filial que aglutinará la mayoría del negocio financiero, pero no su totalidad, como admitió la entidad en el hecho relevante del 6 de abril. En el BFA quedarán activos financieros y las participaciones preferentes del FROB.

La cuestión es de enorme importancia. Si se considera que se debe colocar el 20% del capital del banco consolidado, en este caso el BFA, la operación se complicará porque tiene activos inmobiliarios de mala calidad y su precio en el mercado bajaría mucho. Si no colocara el 20%, BFA tendría que tener el 10% de capital principal y necesitaría 5.775 millones y recurriría a la inyección pública.

Todas las integraciones de cajas están pendientes de lo que ocurra en este caso para tomar o no este camino. El Banco de España no ve problemas porque considera que Bankia consolida con BFA y cumplirá la norma de forma indirecta. Así que le exigirá el 8% de capital principal a Bankia y al BFA. Caja Madrid coincide y añade: "Todo el negocio bancario queda en manos de Bankia. La matriz es un banco, pero sin prestar dinero ni tener más actividad financiera, así que se cumple la norma".

Entre los juristas existen dudas. "Efectivamente, se plantea la cuestión de si al grupo le es aplicable el 10% o el 8%. Se puede interpretar en un sentido o en otro. Está claro que el legislador redactó la norma sin plantearse que podría haber bancos filiales y por eso surge ahora esta cuestión. Lo mejor sería una aclaración por parte del legislador", aclara un gran bufete que está estudiando el caso y pide el anonimato. Otro despacho consultado admite que "es admisible cualquier interpretación, pero la que hace Bankia y el supervisor es lógica porque la filial tendrá todo el negocio bancario y la matriz queda como una sociedad tenedora".

Por otro lado, ayer las cajas que integran Banco Mare Nostrum -BMN- (Caja Murcia, Caixa Penedès, CajaGranada y Sa Nostra) hicieron público su valor patrimonial que asciende a 2.660 millones, mientras que el beneficio neto de 2010 fue de 165,61 millones.