Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caja Madrid y Bancaja crearán un 'banco malo' para la salida a Bolsa

Abren la posibilidad de excluir de la sociedad cotizada los activos inmobiliarios

Caja Madrid, Bancaja y las otras cinco cajas que han constituido el Banco Financiero y de Ahorros (BFA) han modificado hoy su contrato de integración para facilitar la salida a Bolsa del banco. Siguiendo el modelo de La Caixa , el cambio del contrato pretende "posibilitar la delimitación del perímetro de la salida a Bolsa del negocio del banco, permitiendo que puedan excluirse de la sociedad que salga a Bolsa determinados activos, con el fin de optimizar su atractivo para los inversores y su valoración", según ha explicado la entidad.

Fuentes de la entidad señalaron que la decisión final no está tomada y que lo que hace el cambio del contrato solo es por ahora abrir la posibilidad. Los activos que restan atractivo al balance del banco son los inmobiliarios, que en el caso de BFA suman más de 11.000 millones de euros brutos (7.400 millones de valor neto contable tras las provisiones). La nueva sociedad también puede tener parte de la cartera industrial del grupo.

La Caixa separó sus activos inmobiliarios y parte de la cartera industrial de su negocio financiero para sacar este último a Bolsa a través de Criteria. A esas sociedades con los activos menos atractivos se les ha llamado convencionalmente bancos malos, aunque ni siquiera se dediquen a la actividad crediticia.

Fuentes de la entidad señalaron que la decisión final no está tomada y que lo que hace el cambio del contrato solo es por ahora abrir la posibilidad.

La medida ha sido aprobada previamente por los consejos de administración de Caja Madrid, Bancaja, La Caja de Canarias, Caja de Ávila, Caixa Laietana, Caja Segovia y Caja Rioja y no conllevará cambios en la relación de las cajas de ahorros integrantes del sistema institucional de protección (SIP) con sus clientes.