Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CatalunyaCaixa acuerda convertirse en un banco

Fernando Casado ha presentado la dimisión como presidente de la entidad

El consejo de administración de CatalunyaCaixa ha aprobado hoy convertirse en un banco en una reunión en la cual también ha dimitido su presidente, Fernando Casado, según ha notificado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El consejo ha dado luz verde al proceso para reforzar su capitalización, mediante la creación de un banco, "con el objeto de preservar su modelo de negocio de banca minorista de calidad así como su Obra Social, caracterzada por su compromiso territorial y social mediante proyectos como La Pedrera o Món Sant Benet", según señala el comunicado.

En otro comunicado separado se notifica la dimisión de Casado como presidente, sin especificar las causas de la misma, si bien cuando los medios de comunicación la adelantaron hace dos semanas avanzaron que CatalunyaCaixa no había cubierto las expectativas del hasta ahora presidente y que éste había tenido diversas diferencias con el director general de la entidad, Adolf Todó, sobre el funcionamiento del consejo.

Tras la marcha de Casado, el vicepresidente primero de CatalunyaCaixa, Manel Rosell, asume las funciones de presidente. En la nota se señala que Fernando Casado "ha iniciado un nuevo proyecto profesional desvinculándose de la entidad" y se recuerda que Manel Rosell es empresario, ex presidente de Caixa Manresa y de la Cámara de Comercio de Manresa. "El modelo de negocio de CatalunyaCaixa, centrado en el servicio personalizado de banca minorista, continuará siendo el eje del nuevo proyecto", asegura la segunda caja catalana en su comunicado a la CNMV.

CatalunyaCaixa justifica este proceso de bancarización por el nuevo entorno regulatorio mundial, conocido como Basilea III, "y los recientes cambios anunciados por el Ministerio de Economía y Hacienda, que exigen un proceso de capitalización para aumentar los niveles de solvencia que afectan a todas las entidades del sistema financiero español".

CatalunyaCaixa, fruto de la fusión de Caixa Catalunya con las cajas de Tarragona y Manresa, destaca que desde su creación se ha producido la entrada de nuevos clientes -más de 125.000 - y ha aumentado el volumen de recursos captados mediante innovadores productos y un buen servicio al cliente. La entidad también asegura que está conteniendo la morosidad (el diferencial de morosidad en relación con el sector se ha reducido en 0,85 puntos en 2010), ha mejorado la liquidez y avanza en el plan de integración.

Para crear un banco, CatalunyaCaixa ha acordado la constitución de una institución bancaria que permitirá el aumento de su capitalización. "Esta fórmula jurídica permite el crecimiento de los recursos propios procedentes de inversores que pueden ser tanto públicos como privados", asegura la entidad en su nota. A partir de ahora se inicia el proceso, en línea con el que ya han comunicado entidades como La Caixa, la SIP de Caja Madrid o Unnim, para conseguir una ficha bancaria, ya que las que la entidad tenía en su balance han caducado.