Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vuelos ficticios en busca de fallos reales

El aeropuerto de L'Altet realiza pruebas con figurantes antes de inaugurar la ampliación de la terminal a finales de marzo

"Las instalaciones están estupendas", comenta Liane León en la puerta de embarque. "Veo pocas papeleras", agrega como nota menos satisfactoria. Como ella, un grupo de 180 figurantes ha participado durante toda la jornada de hoy en las pruebas para detectar posibles anomalías en la nueva terminal del aeropuerto de L'Altet, que se prevé inaugurar a finales de marzo. La prueba se ha centrado en la llegada y salida de pasajeros y de distintos tipos de equipajes. Para ello, Aena ha simulado dos vuelos, uno a Valencia y otro al aeropuerto de Charles De Gaulle en París. Y frente a dos mostradores de facturación, han hecho cola figurantes con dos maletas, algunas de ellas con objetos prohibidos, y otros con equipaje especial, como carritos de bebé o una tabla de surf. También se ha puesto a prueba la preparación para atender a viajeros con movilidad reducida. Para elegir a los figurantes, AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea) ha buscado un perfil real del público que pasa un día cualquiera por el aeropuerto.

A media mañana y a 45 euros por "actuación", los voluntariosos figurantes se han desplazado de un lado a otro simulando el inicio de un viaje que no realizarían mientras grupos de operarios completaban el trabajo de instalación de asientos, limpieza de barandillas o revisión de iluminación. La intención primera ha sido comprobar cómo se orientan dentro del aeropuerto. En general, los pasajeros que esta mañana se movían por el aeropuerto de Alicante se muestran satisfechos con las indicaciones (en valenciano, inglés y castellano). Pese a ello, son los errores en señalítica los principales fallos detectados y corregidos hasta el momento. No en vano, la de hoy es la quinta de 14 pruebas que se realizarán antes de la inauguración del recinto.

"Hay huelga de controladores", bromeaba una pasajera en la puerta de embarque. Otra pasajera olvidó que llevaba una botella de agua que no podía embarcar y un tercero perdió su tarjeta de embarque y tuvo que solicitar ayuda a un Guardia Civil para recuperarla. "Genial, espectacular el aeropuerto", "muy claro, muy explícito todo". Estos eran algunos de los comentarios de los figurantes durante la prueba, aunque tampoco ha faltado quien esperaba ver el aeropuerto "más acabado".

"Las pruebas en Alicante están saliendo satisfactoriamente, si bien es verdad que tenemos un proceso de corrección de anomalías que durará prácticamente hasta el día anterior a la puesta en marcha de la Terminal", ha explicado el director de Transición de AENA, Ángel Gallego. El responsable de AENA ha asegurado también que las anomalías que se detectan son "las típicas", entre ellas sobre señalítica o megafonía.

Por su parte, el director de L'Altet, Santiago Martínez-Cava, ha contextualizado el proceso de pruebas. Martínez-Cava ha asegurado que los concesionarios están acabando sus obras, que estarán terminadas a finales de este mes. Después llegará la "esterilización del edificio" que llevará a la Guardia Civil y a la Policía Nacional a realizar un chequeo de todo el edificio, tras lo cual comenzarán a funcionar los controles de seguridad.