Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bulgari, Valentino y la mujer de Briatore, entre los 700 investigados por evasión fiscal en Italia

Todos los investigados tenían cuentas en la filial suiza del banco británico HSBC

La fiscalía de Roma está investigando por evasión fiscal a 700 ciudadanos italianos, entre ellos el joyero Gianni Bulgari, los modistos Valentino y Renato Balestra, y la modelo y velina (azafata televisiva) Elisabetta Gregoraci, mujer de Flavio Briatore. Todos los investigados, por omisión o incompleta declaración fiscal, tenían cuentas corrientes en la sede de Ginebra (Suiza) del banco británico HSBC y forman parte de la llamada Lista Falciani, que toma el nombre de Hervé Falciani, un ex empleado al que las autoridades francesas requisaron en enero de 2009 un listado cifrado con clientes de medio mundo.

La larga lista italiana incluye a estilistas, actrices, empresarios, nobles, profesionales y amas de casa, que serán interrogados por los fiscales Pier Filippo Laviani y Paolo Ielo, quienes tratan de comprobar si los acusados se beneficiaron del hoy quebradizo secreto bancario suizo para incurrir en un delito de evasión de impuestos. Entre otros nombres famosos, revelados ayer por la prensa italiana, se encuentran la actriz Stefania Sandrelli y dos empresas de Gianni Bulgari, el ex patrón de la célebre firma de joyas que abandonó el grupo familiar en 1987.

Contactado por Il Corriere della Sera, Bulgari ha admitido hoy haber tenido cuentas en ese banco pero ha afirmado que las cerró hace tiempo y que luego repatrió el capital a Italia. Otra investigada ilustre, la princesa Camilla Crociani, mujer de Carlo di Borbone Due Sicilie, primo italiano del rey Juan Carlos, no fue menos explícita: "Bah, tengo cuentas en muchos sitios. Vivo en el extranjero. ¿Y?".

Además, está siendo investigada la sociedad Telespazio, filial del gigante público Fimeccanica, que se ocupa de sistemas de satélites y que, según el fiscal, tendría también abierta una cuenta en el banco HSBC.

La justicia francesa envió en mayo de 2010 a la justicia italiana los nombres de los 700 ciudadanos italianos que figuraban en el elenco de Falciani. La Policía Fiscal italiana calculó que las sumas desviadas por los contribuyentes italianos se elevan a 6.900 millones de dólares. El Gobierno de Silvio Berlusconi, que ha prometido intensificar la lucha contra la evasión fiscal para aumentar los ingresos del Estado, puso en marcha en 2009 una amnistía fiscal que permitió a los ciudadanos que tienen bienes y capitales en el extranjero restituirlos a Italia antes del final de abril de 2010 pagando una multa del 5%. Italia encabeza las tablas europeas tanto de presión fiscal como de evasión de impuestos. Según la asociación Contribuenti.it, el fisco deja de recaudar cada año el 50,5% de la renta imponible.